Boeing espera poder reanudar las entregas del 787 en las próximas semanas.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Boeing comenzará a aplicar las modificaciones del sistema mejorado de baterías en los 787 en los nuevos aviones que se encuentran en las dos plantas de ensamblaje de este modelo del fabricante, con lo que espera poder reanudar las entregas en las próximas semanas.

A pesar de la alteración de las entregas, que comenzó en enero, el constructor estadounidense confía en realizar todas las ya previstas para 2013 al final del año, indicó la compañía en un comunicado.
 
Los aviones se modificarán aproximadamente en el mismo orden en que fueron entregados. Para ello, Boeing ha enviado equipos de trabajo para realizar la instalación de los nuevos sistemas. 
 
Boeing ha señalado que no prevé que el problema con las baterías del 787 tenga un impacto «significativo» en sus previsiones financieras de 2013.
 
«Estamos muy agradecidos a nuestros clientes por su paciencia durante los últimos meses. Sabemos que no ha sido fácil para ellos tener sus 787 fuera de servicio y sufrir retrasos en sus entregas. Vamos a ayudarles a que los aviones vuelvan a estar en funcionamiento lo antes posible», señaló el consejero delegado y presidente de Boeing Commercial, Ray Conner.

SISTEMA MEJORADO.
 
La Administración Federal de Aviación de EE.UU. (FAA) ha aprobado el sistema mejorado de baterías del 787 tras haber realizado una revisión exhaustiva de las pruebas de certificación.
 
Dichas pruebas, iniciadas a principios de marzo y que han durado todo un mes, se diseñaron para validar que los componentes individuales de la batería, así como su integración con el sistema de carga y un nuevo envolvente, se comportaron según lo previsto en condiciones de funcionamiento normales y de fallo.
El sistema de baterías mejorado incluye modificaciones del diseño para prevenir y aislar un fallo en el caso de que se produzca, además de implantar mejoras en los procesos de producción, de operaciones y de prueba.
 
El anuncio permitirá la vuelta al servicio de los 787 en Estados Unidos, para los aviones de este modelo fuera de EE.UU., las autoridades regulatorias locales tendrán que dar su aprobación final correspondiente.
Fuente: http://www.europapress.es