Las azafatas de Turkish Airlines no podrán usar pintalabios ni esmalte de uñas rojo.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La aerolínea nacional turca, Turkish Airlines, ha prohibido a sus asistentes de vuelo que usen pintalabios o esmalte de uñas rojo, un nuevo código de vestimenta acorde a las doctrinas de los movimientos islámicos más conservadores de Turquía, lo que no ha tardado en levantar las críticas de los grupos laicos del país.
 
Turkish Airlines, la cuarta mayor aerolínea de Europa y una de las de mayor crecimiento del mundo, ha declarado a través de un comunicado que la nueva regulación tiene como objetivo presentar a los trabajadores «bien arreglados y de un modo agradable luciendo maquillajes tono pastel»; un aspecto natural que, según la aerolínea, pretende mejorar la comunicación del personal con los pasajeros.
 
«Como los actuales uniformes de cabina no incluyen tonos como el rojo o el rosa oscuro, el empleo de pintalabios y esmalte de dicho color afectaría negativamente a la integridad visual del personal de tripulación», ha alegado la empresa.
 
La oposición turca, por su parte, ha denunciado que la medida refleja el fortalecimiento de las doctrinas islámicas más conservadoras y ha acusado al primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, de imponer modelos islámicos en las políticas de Turkish Airlines, una de las marcas con más difusión del país.
 
«Esta nueva directriz refleja la voluntad por parte de la empresa de imponer sus propias doctrinas políticas y religiosas», ha declarado a Reuters Atilay Aycin, el presidente de Hava Is, el sindicato de los trabajadores de la aerolínea. «No podemos negar que Turquía se está convirtiendo en un país cada vez más conservador y religioso», ha añadido.
 
Aunque Turquía, el único país de población musulmana de la OTAN, tiene una Constitución laica, las doctrinas islámicas están ganando terreno en la política turca desde la llegada al poder de Erdogan, que lidera el islamista Partido Justicia y Desarrollo (AKP).
 
El pasado mes de noviembre, el Gobierno de Turquía levantó la prohibición de que las mujeres puedan llevar el velo islámico en las escuelas privadas religiosas, una medida que ha sido fuertemente reprendida por los grupos de la oposición del país.
 
La educación ha sido uno de los principales campos de batalla entre las organizaciones laicas y el AKP. Erdogan fue muy criticado después de que el año pasado dijera que quería crear una «juventud religiosa» e impulsase las reformas en el sistema educativo.

LABIOS ROJOS EN TWITTER
 
«Prohíben usar el pintalabios y el esmalte de uñas que hemos utilizado durante años», ha declarado Asli Gokmen, una de los 300 miembros de la plantilla de Turkish Airlines que perdieron su empleo en el transcurso de las protesta sindicales del año pasado.
 
«Nunca he oído hablar de un avión que se haya estrellado por culpa de un pintalabios de mujer», ha afirmado uno de los pasajero, Ahmet Yerli, quien también ha añadido que considera la nueva directriz más como una prohibición «absurda» que como una señal de islamización progresiva.
 
Las redes sociales no han tardado en unirse a las reivindicaciones de apoyo a las azafatas de la aerolínea turca. Muchas mujeres han optado por protestar subiendo a Twitter fotografías en las que aparecen pintadas con pintalabios rojo.
 
Los nuevos códigos de vestimenta de la aerolínea ya causaron revuelo a principios de este año, cuando los periódicos turcos publicaron bocetos del nuevo uniforme de las azafatas, que deberían ir vestidas hasta los tobillos, una propuesta que finalmente la compañía parece haber rechazado.
 
El pasado mes de febrero, la empresa también prohibió servir bebidas alcohólicas en los aviones que volasen a destinos nacionales o a algunos de los países islámicos, una medida vigente hoy en día.
Fuente: http://www.europapress.es/