Vueling decora un avión con monumentos europeos como símbolo de conexión.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Uno de los nuevos aviones A320 de Vueling volará hasta finales de año decorado con siluetas de varios monumentos europeos como la Sagrada Familia de Barcelona, la Torre Eiffel de París, y el Coliseo de Roma, en una acción con la que la aerolínea quiere enviar un mensaje de «conexión con Europa», según ha asegurado este jueves en rueda de prensa el director ejecutivo de la aerolínea, Alex Cruz.
 
El diseño elegido ha sido el ganador del concurso Linking Europe Competition celebrado entre estudiantes de arquitectura, ingeniería, diseño y arte de más de 800 universidades europeas, en un certamen que se ha desarrollado con motivo del XXV aniversario del Premio Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea- Premio Mies van der Rohe, promovido por la Fundación que lleva el nombre del artista.
 
Cruz ha resaltado la figura de Mies van der Rohe y la ha comparado con los valores de Vueling, después de definirlo como una persona «innovadora» que realizó trabajos en Barcelona, que conectó las distintas ciudades de Europa a través de la arquitectura, y que contribuyó a potenciar el talento de los jóvenes.
 
«Tenemos mucho en común: Vueling conecta físicamente a las ciudades y nosotros las conectamos culturalmente», ha afirmado la directora de la Fundación, Giovanna Carnevali.
 
Los autores del proyecto ganador, Plarent Berhamaj (Albania) y Paolo Nazzari (Italia), han explicado que para realizar el diseño se preguntaron por qué la gente viajaba, y llegaron a la conclusión de que era por la «curiosidad intelectual hacia otras culturas», especialmente hacia su arquitectura.
 
Por ello, decidieron crear un diseño con siluetas negras de monumentos europeos puestos uno al lado del otro para «enfatizar que Europa está unida por su diferencia y diversidad», y con un fondo amarillo que recuerda al color corporativo de Vueling.
 
Tanto Berhamaj como Nazzarri han recibido dos maquetas de los aviones decorados con su diseño, cinco billetes de ida y vuelta para volar con Vueling al destino que elijan, y tendrán la oportunidad de cursar ‘workshops’ académicos en universidades e instituciones de prestigio en arquitectura y diseño, así como de asistir a conferencias magistrales para entrar en contacto con «los mejores profesionales del momento».
Fuente: http://www.europapress.es/