Lufthansa quiere seguir siendo la primera aerolínea en Europa.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Proyecta un plan de inversiones de 22.000 millones de euros entre 2013 y 2025. El objetivo: la comodidad del viajero.
«Queremos seguir siendo la aerolínea número 1 en Europa», expresó Nils Haupt, director de Comunicaciones para las Américas de Lufthansa, en reciente visita a la capital venezolana.
El ejecutivo dijo que los problemas económicos son el mayor reto para las empresas de transporte aéreo europeas. Comentó que buena parte de ellas están sumidas en deudas, sin beneficios y desesperadas buscando socios que les permitan sobrevivir en el corto plazo.
En ese difícil contexto, al que se suma la férrea competencia que imponen las aerolíneas de bajo costo y el incremento en los costos, especialmente del combustible e impuestos, el ejecutivo asegura que Lufthansa ha logrado mantenerse con la meta de llevar la delantera en el viejo continente.
Seguir punteando en el ranking exige invertir en la mejora de los productos que ofrece en aras de la comodidad del viajero. Es por eso que la empresa proyecta un plan de inversiones de aquí a 2025 del orden de 22.000 millones de euros.
Haupt resaltó que se trata del mayor programa de inversión de la empresa desde que fue fundada en 1955. El plan contempla la adquisición de más de 200 nuevos aviones en los cuales la empresa ofrecerá espacios remodelados para alojar las nuevas clases turista y ejecutiva e, incluso una cuarta clase -económica premium- que será presentada en la Feria Internacional de Turismo de Berlín en marzo de 2014.
A mediados de 2015 la aerolínea estará ofreciendo esta nueva categoría en más de 100 aviones en vuelos de larga distancia. Haupt está consciente de que se trata de un producto que ofrecen con éxito empresas de la competencia como Air France, por ejemplo, pero con el diferencial de distracciones especiales, más allá de ofrecer asientos más cómodos con facilidad para reclinar y más espacio para las piernas, de manera que el pasajero pueda viajar más relajado.
Señaló que el producto está en desarrollo y que estará disponible en vuelos cuya duración supera las siete horas.
La primera clase no podía quedar fuera en este programa de inversión de Lufthansa, que quiere llegar a ser una aerolínea cinco estrellas en esa categoría.
Fuente: http://www.elmundo.com.ve