Aeroméxico recibe hoy su primer Boeing 787 Dreamliner.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

El Grupo Aeroméxico recibe esta tarde en su hangar del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México su primer Dreamliner: el famoso 787-8 de Boeing para 250 pasajeros.

Este modelo está incluido en la “nueva generación de aviones del siglo XXI” porque consume 20% menos combustible, disminuye los movimientos ocasionados por turbulencias y sus ventanas cuentan con un sistema que reduce o aumenta gradualmente la visibilidad (no tiene cortinillas), entre otras cualidades.
El compromiso entre las dos empresas establece la entrega de 18 equipos más (787-8 y 787-9); cada uno, con un valor estimado en 200 millones de dólares. Antes de concluir el 2013, se recibirán otros dos.
El Dreamliner es el equipo idóneo para vuelos de largo alcance, los transoceánicos. La apuesta es clara: incrementar sus vuelos internacionales y ser la empresa icónica de México. Entre enero y junio pasados, Aeroméxico transportó 
1 millón 636,305 pasajeros, 53% del total de las aerolíneas mexicanas que tienen operaciones fuera del país.
Los primeros vuelos comerciales del 787 iniciarán en octubre y serán nacionales. En los últimos días de ese mes ,volará a Tokio.
UNA HISTORIA COMPLICADA
El fabricante estadounidense ha superado los conflictos causados por fallas en sus baterías al iniciar el año, situación que retrasó sus entregas a nivel mundial y ocasionó que los operados por diversas aerolíneas en el mundo los mantuviera en tierra. Eso es historia.
Van Rex Gallard, director de Ventas para América Latina, África y el Caribe de Boeing, lideró las negociaciones y, por ello, sonreía gustoso el mes pasado cuando confirmó la fecha de entrega a Aeroméxico.
Los compradores del Dreamliner suelen llegar a la planta de la empresa en Everett, Seattle, con invitados especiales. Así lo ha hecho, por ejemplo, Qatar Airways y All Nippon Airways. Son momentos memorables; por ello, el directivo comentó a El Economista: “En otra reunión que tuvimos en nuestras instalaciones con Aeroméxico, mandamos traer un camión que nos preparó en nuestras oficinas unos tacos; cuando se lo lleven, nos gustaría tener mariachis”.
En lo referente al avión que pretende comprar el gobierno mexicano para uso presidencial, el Director de Ventas no ofreció ningún detalle con el argumento de que pertenece a otra área de la empresa.