Boeing aumentó un 18% su beneficio en 2013, hasta 4.585 millones.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado


Boeing registró en 2013 un beneficio neto de 4.585 millones de dólares (3.358 millones de euros), un 18% más que las ganancias de 3.900 millones de dólares (2.857 millones de euros) que logró durante el ejercicio anterior, según anunció el fabricante estadounidense, que atribuyó estos resultados a la aceleración en la entrega de sus aviones comerciales, con un récord de 648 aeronaves.
La cifra de negocio anual alcanzó los 86.623 millones de dólares (63.482 millones de euros), lo que representa un aumento del 6% con respecto al ejercicio 2012.
El grupo registró en el cuarto trimestre de 2013 un beneficio de 1.233 millones de dólares , un 26% más que en el mismo periodo del año anterior, y sus ingresos alcanzaron los 23.785 millones de dólares, un 7% más.
Durante este último trimestre, la compañía lanzó el 777X con 259 pedidos y compromisos, completó el primer vuelo del 787-9, lanzó el 787-10 y aumentó a diez unidades su producción por mes en su montaje final. Además, el programa 737 logró una tasa récord de producción de 38 al mes y contabilizó casi 1.800 pedidos en firme desde su lanzamiento.
Boeing cerró este trimestre con 465 pedidos netos de aviones comerciales, que alcanzaron las 1.355 unidades durante el año. Con todo, su cartera de encargos de aviones comerciales se mantiene fuerte con pedidos para 5.080 aviones, valorados en 374.000 millones de dólares (273.853 millones de euros).
Por su parte, su división de aviones militares redujo un 1% sus ingresos durante 2013, hasta 15.936 millones de dólares (11.668 millones de euros), aunque durante el último trimestre elevó su facturación un 9%, hasta 4.395 millones de dólares (3.218 millones de euros), síntoma de mayores entregas.
El presidente y consejero delegado de Boeing, Jim McNerney, destacó el aumento de los índices de producción que permitieron acelerar la entrega de pedidos de aviones comerciales, y la consecución de hitos importantes en el desarrollo del programa del 737 MAX y del 787-9, así como el lanzamiento de sus nuevos modelos el 787-10 y el 777X. Asimismo, subrayó que su negocio de Defensa, Espacio y seguridad logró sobreponerse a un entorno difícil.
PREVISIONES.
Para 2014, Boeing prevé facturar entre 87.500 y 90.500 millones de dólares (64.067 y 66.264 millones de euros), con un beneficio por acción de entre 7 dólares y 7,20 dólares.
Durante este ejercicio el constructor aeronáutico prevé entregar entre 715 y 725 aviones comerciales, con unos ingresos estimados de entre 57.500 y 59.500 millones de dólares (42.101 y 43.568 millones de euros), y unos márgenes operativos del 10%.
Por contra, su división de Defensa, Espacio y Seguridad cifra en una horquilla de entre 30.000 y 31.00 millones de dólares (21.967 y 22.698 millones de euros) su facturación durante este año, con un margen operativo del 9,5%.
Boeing prevé que contar con un flujo de caja operativo –antes de las contribuciones al fondo de pensiones– de unos 7.000 millones de dólares (5.125 millones de euros), con unos 6.250 millones de dólares (4.577 millones) en efectivo.
«Para 2014, seguimos centrados en mantener nuestro liderazgo en el mercado de aviones comerciales, en el fortalecimiento y el reposicionamiento de nuestro negocio de Defensa, Espacio y Seguridad y en seguir satisfaciendo las necesidades de nuestros clientes mediante la mejora de la productividad, la ejecución de los planes de desarrollo y la entrega de una cartera de pedidos sin precedentes», concluyó McNerney.