Boeing entrega su primer 787-9 a Air New Zealand.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado


Boeing ha entregado el primer avión 787-9 ‘Dreamliner’ a Air New Zealand, primer cliente de este modelo, que permite transportar mayor número de pasajeros y más carga en mayores distancias, según ha informado el fabricante en un comunicado.
La aeronave supone la primera entrega del pedido de diez unidades de la aerolínea neozelandesa al fabricante, valorados en 2.495 millones de dólares (1.832 millones de euros), como parte de su programa de modernización de flota.
Para la aerolínea, supone un motivo de orgullo ser el primer cliente de la aeronave, según declaró su director financiero Rob McDonald, que confía en obtener «mayores niveles de eficiencia en consumo de combustible y comodidad del pasaje».
Alrededor de 1.000 empleados adscritos al programa del 787 participaron junto con ejecutivos de Air New Zealand y otros invitados en el evento. La aeronave, pintada de color negro como signo distintivo,  cubrirá la ruta Auckland-Perth en octubre de 2014 y volará a Tokio y Shanghái a partir de noviembre de 2014.
Por su parte, el vicepresidente senior de ventas y marketing de aviones comerciales de Boeing, John Wojick, considera a la aerolínea «el socio perfecto para el desarrollo del 787-9, por su espíritu innovador, sus particulares necesidades operativas y su situación geográfica», y asegura que el nuevo avión «diferenciará a la compañía de la competencia».
Con un fuselaje alargado en 6 metros con respecto al 787-8, el 787-9 transportará hasta 40 pasajeros más durante 450 millas náuticas más (830 km) con un consumo de combustible un 20% menor y unas emisiones un 20% más bajas que otros aviones de dimensiones similares.
Hasta el momento, Boeing mantiene un total de 409 pedidos de este modelo que representa el 40% de todos los pedidos de la familia 787.