Afirman que el misterio del avión desaparecido de Malaysia Airlines puede durar hasta un año más.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La próxima fase de las investigaciones del caso del avión Malaysia Airlines, desaparecido el 8 de marzo pasado con 239 personas a bordo, será larga y difícil y su desarrollo puede durar un año, según se supo hoy. 

Las investigaciones, al momento interrumpidas, se retomarán «probablemente» en septiembre, dijeron autoridades australianas, referidas hoy por la BBC on line. 
En tanto, continúa el mapeo detallado por parte de dos naves especializadas -la Fugro Equator y la Zhu Kezhen- de la vasta área que abarcó la ruta del avión extrañamente desaparecido, cerca de 60.000 kilómetros cuadrados de una geografía «tapizada» de volcanes y montañas submarinas, que harán todavía más arduo el trabajo de los robot. 
La Fugro Equator (holandesa) y la Zhu Kezhen (china) producirán un mapa batimétrico de los fondos, para medir las profundidades, que servirá luego a las investigaciones que llevarán a cabo robot submarinos o sofisticados aparatos de rastreo de suelos. 
La zona en cuestión se supone que cubrirá la zona a la cual los expertos creen que fue el destino final del vuelo MH370. 
A fines de mayo se reveló que los «ping» acústicos que hicieron pensar en la presencia de las cajas negras del vehículo no eran del avión desaparecido sino que pertenecían a los de la nave de búsqueda. 
Esas señalas desataron una búsqueda internacional, que resultó infructuosa, con aviones, naves y submarinos a telecomando, en un área que cubrió 4,64 millones de kilómetros cuadrados de océano.