Norwegian Air Norway cancela todos sus vuelos regionales en Noruega, Suecia y Dinamarca.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado



Norwegian Air Norway (NAN), filial de la compañía Norwegian Air Shuttle (NAS), se ha visto obligada a cancelar todos sus vuelos domésticos en Noruega, Suecia y Dinamarca ante la huelga convocada este miércoles por los pilotos de la compañía.

La huelga no afecta a la matriz sino a las operaciones del grupo en los Países Nórdicos, por lo que se han visto afectados la mayor parte de vuelos que unen las capitales escandinavas entre sí y más de 35.000 pasajeros.
Norwegian Air Norway dijo que las rutas de larga distancia a Asia y Estados Unidos no se verían afectadas.
Para mantener algunas de sus rutas europeas y minimizar el impacto de la huelga, convocada por la Norwegian Pilot’s Union (NPU), la tercera mayor aerolínea de bajo coste de Europa ha alquilado aviones y personal.
«Hoy hemos conseguido 10 aviones, podríamos tener algo más mañana. Creo que va a ser alrededor de 15 aviones (en total)», ha asegurado el presidente ejecutivo de la matriz, Bjorn Kjos, informa Reuters. «Eso es sólo un tercio de lo que necesitamos», ha añadido.
CUATRO VUELOS CANCELADOS EN ESPAÑA.
En España, según señalaron fuentes de la aerolínea a Europa Press, el impacto está siendo «muy limitado», puesto que la mayoría de los vuelos se operan con tripulaciones de las propias bases españolas de la compañía.
Según estas fuentes, de los 40 vuelos que estaba previsto operar hoy en aeropuertos españoles se han cancelado cuatro conexiones, ninguna de ellas en Barajas o el Prat, y se ha producido dos retrasos de entre 25 y 40 minutos en enlaces en el aeropuerto de la Ciudad Condal.
EXIGENCIAS DE LOS PILOTOS.
Los pilotos exigen un convenio colectivo vinculad a la matriz de Norwegian Air Shuttle, en lugar de su filial con la que ya lo firmaron hace dos años, en el marco de las negociaciones entre la compañía y la unión sindical para incrementar la productividad. El colectivo demanda también un escalafón único para toda Europa.
La compañía, que acumula pérdidas de más de 120 millones de euros, ha propuesto al colectivo una serie de medidas para recuperar la senda de la rentabilidad destinadas en aumentar la productividad de sus tripulaciones y reducir así los costes.
Según el grupo, la creación de un único escalafón para sus operaciones en toda Europa implicaría que los pilotos escandinavos tendrían preferencia sobre sus colegas ubicados en otras bases de creación más reciente, como las seis bases en España.