Polémica tras Ryanair no embarcar a un niño que iba a ser trasplantado.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado


Ryanair se ha visto envuelta en una agria polémica estos días después de que impidiera volar a un niño que viajaba a Madrid desde Las Palmas para recibir un trasplante urgente. En Barajas esperaba una ambulancia que iba a trasladar al pequeño al Hospital de La Paz, donde se encontraban los órganos listos para la operación, según ha adelantado El Confidencial. 
Los padres de Tueyaxoba, de 10 años de edad, llegaron al aeropuerto de la isla para coger, en principio, un vuelo de Iberia. Pero llegaron tarde y acudieron entonces  a los mostradores de Ryanair. Según sus padres, los empleados se negaron a venderles los billetes, pese a que les informaron de que se trataba de una urgencia. Los trabajadores incluso llegaron a  ponerse en contacto con la sede central en Dublín, pero sus padres tuvieron que esperar al siguiente vuelo de Air Europa.
Aún así, el traslado se realizó a tiempo y el niño fue operado, aunque sus familiares aseguran que si huberan tardado media hora más los órganos se habrían perdido. 
Ryanair, por su parte, ha emitido un comunicado en el que asegura que «llegaron al mostrador tan solo 65 minutos antes de la salida del vuelo» y que las puertas «estaban a punto de cerrarse», por eso se les denegó la entrada. No obstante, la compañía lamenta que «por respetar la operativa y lo ajustado a los tiempos» sus agentes no hayan atendido a la familia de manera «más comprensiva».