Falsa alarma de presunta filtración radiactiva causa pánico en el aeropuerto de Nueva Delhi.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

El miedo desatado en el aeropuerto internacional Indira Gandhi de Nueva Delhi (India) por una presunta filtración radiactiva ha resultado ser una falsa alarma, después de que los inspectores atómicos hayan revisado el lugar y haya comprobado que no hay nada anómalo.

Las autoridades aeroportuarias habían informado previamente de que había habido una filtración en una entrega de yoduro de sodio 131 –un líquido radiactivo usado en medicina nuclear– que llegó en un avión de pasajeros de Turkish Airlines.
«Tras una evaluación exhaustiva, la Junta Reguladora de la Energía Atómica (AERB) ha confirmado que no había ninguna sustancia radiactiva en los envíos al aeropuerto de Delhi», ha indicado un portavoz de DIAL, la empresa que opera el aeropuerto.
La compañía que gestiona los materiales, Celebi, ha recibido el visto bueno para reanudar las operaciones de importación, según DIAL, que ha añadido: «todas las demás operaciones en el aeropuerto de Delhi siguen siendo normales y nunca se interrumpieron».
Un equipo de emergencia que incluía a representantes de la Fuerza Nacional de Respuesta ante Desastres y reguladores atómicos habían acordonado una parte del complejo de carga del aeropuerto donde se sospechaba que se había producido la filtración. Las operaciones de pasajeros no se vieron afectadas. Turkish Airlines no ha hecho comentarios sobre el suceso.