Cae sobre Shanghai una pieza de 60 kilos que se desprendió de un Boeing 777 de Air France.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La tapa de uno de los compartimentos que alojan el tren de aterrizaje de un Boeing 777 de Air France cayó sobre la ciudad china de Shanghái poco después del despegue del aparato, cuando el avión estaba ya a 3.700 metros de altura. La pieza, de 60 kilos de peso, cayó sobre una fábrica de las afueras de la ciudad y no causó víctimas.

El vuelo 111 había despegado del Aeropuerto Pudong, en Shanghái, con destino parís cuando la plancha de metal se desprendió del aparato, informa el diario ‘South China Morning Post’.
Air France ha confirmado que el avión perdió una «plancha móvil poco después del despegue» y ha anunciado una investigación propia en colaboración con Boeing. «La pérdida de esta plancha no afecta a la capacidad de vuelo del avión, El vuelo continuó hasta París sin incidentes», ha añadido.
Boeing ha reconocido un problema de «fragilidad» que afecta a la pieza y ha alertado ya a las aerolíneas de todo el mundo que usan sus aparatos para que revisen el tren de aterrizaje.
Más de un millar de Boeing 777 están operativos en todo el mundo y Air France ha anunciado ya una revisión de sus 66 aviones de este modelo.