Delta Air Lines celebra 15 años en Chile, ofreciendo una experiencia de viaje mejorada para sus clientes.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado


Delta Air Lines celebra 15 años de servicio ininterrumpido en Santiago de Chile, destacando su continuo crecimiento en el mercado. Este crecimiento está representado por el incremento de los clientes que prefieren y confían en la experiencia de viaje mejorada de Delta para volar desde la capital de Chile a Atlanta y más allá.
“Estamos orgullosos de celebrar 15 años de servicio y satisfechos de reforzar nuestra posición en el mercado”, dijo Rodrigo Bértola, director de Delta para Sudamérica Hispana. “Continuamos encontrando nuevas formas de ofrecer mayores beneficios a los viajeros chilenos, como el acuerdo recientemente anunciado con el Banco de Chile. Delta ha dado importantes pasos para ser la mejor aerolínea norteamericana en América Latina y nuestro crecimiento en Chile refleja el apoyo de nuestros clientes en esta tarea”. 
Delta y el Banco de Chile firmaron en julio la alianza “Travel Delta”, un programa que ofrece beneficios para que los clientes del Banco de Chile y Edwards Citi que cuenten con tarjetas de crédito Travel Club puedan viajar más con Delta. Esta asociación demuestra el fuerte compromiso de Delta con el mercado y es ejemplo de una de las muchas maneras en las que la aerolínea está ampliando su presencia en el país.
Delta conecta a Santiago con Atlanta a través de un vuelo diario sin escalas. Como parte de su compromiso por mejorar la experiencia del pasajero tanto en tierra como en el aire, Delta hizo una inversión importante en el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta, mediante la construcción de una nueva terminal internacional, la que abrió sus puertas en la primavera de 2012 y cuenta con plena señalización en español para entregar una experiencia simple y cómoda para los viajeros latinos. Desde esta terminal internacional, los viajeros pueden acceder a 1.020 vuelos diarios a los 224 destinos que opera Delta, incluyendo servicio sin escalas a 66 destinos internacionales.
El año pasado, Delta anunció una importante mejora en su servicio entre Chile y los Estados Unidos con la implementación de asientos cama totalmente planos con acceso directo al pasillo en la cabina Delta One. Los asientos reclinables se recuestan en 180 grados y cuentan con pantallas personales de entretenimiento de gran tamaño, permitiendo mejorara la productividad y descanso de los pasajeros, así como una experiencia de entretenimiento de audio y video bajo demanda durante el vuelo. Como parte de la mejora continua a su experiencia en vuelo, los clientes de Delta One pueden disfrutar de una selección líder en la industria de comidas de inspiración latina creadas por la chef Michelle Bernstein, acompañadas con elegantes vinos escogidos por el máster sommelier Andrea Robinson.
Sobre la base de miles de millones de dólares invertidos en productos, terminales de aeropuertos y servicios durante los últimos años, la última mejora de Delta incluyó la disponibilidad de nuevos kits para dormir y varias otras amenidades para los pasajeros en Main Cabin en los vuelos desde y hacia Santiago. Los clientes que vuelan en Delta Comfort+ se benefician de hasta cuatro pulgadas adicionales de espacio para las piernas y un 50 por ciento más de reclinación que los asientos de la cabina principal internacional de Delta, así como la prioridad de embarque. Otras iniciativas de productos que se han ido extendiendo a través de la flota internacional de Delta incluyen la expansión de su servicio Wi-Fi en vuelo.