Lufthansa cancelará 900 vuelos este miércoles por huelga del personal de tierra.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Lufthansa cancelará casi 900 vuelos en Alemania este miércoles debido a una convocatoria de huelga de los trabajadores de los servicios de tierra, que afectará a los aeropuertos de Fráncfort, Múnich, Düsseldorf, Colonia/Bonn, Dortmund y Hannover, ha informado la compañía. Lufthansa calcula que la medida afectará a unos 87.000 pasajeros a lo largo de la jornada.

Los pasajeros del aeropuerto de Bremen, en el norte de Alemania, han sido este martes los primeros en verse afectados por la huelga del personal de tierra y bomberos convocada para exigir una subida salarial. Pero será este miércoles cuando el paro obligará a cancelar vuelos en los aeródromos más importantes de Alemania.

Todos sus vuelos intercontinentales desde el aeropuerto de Múnich, y también las rutas domésticas y europeas se verán afectadas, por lo solo están previstos alrededor de 90 vuelos desde y hacia ese aeropuerto.

En tanto, la gran parte de los vuelos internacionales procedentes y con destino al aeropuerto de Fráncfort, el principal nudo de comunicaciones aéreas de Alemania, no se verán afectados, aunque sí que habrá cancelaciones en la mayoría de conexiones domesticas y en numerosas rutas europeas.

Está previsto que una vez finalizado el paro, a las 15.00 horas, el programa de vuelos de Lufthansa vuelva a la normalidad. «Anunciamos las medidas ya el viernes como deferencia a los pasajeros afectados», dijo el presidente de Verdi, el sindicato convocante, Frank Bsirske, en unas declaraciones que publica el diario regional Ruhr Nachrichten.

El jefe sindical quiere que los empleadores «revisen su postura y su oferta para poder hallar una solución el jueves y el viernes en la tercera ronda de negociaciones», agregó.

La responsable de recursos humanos de Lufthansa Bettina Volkens declaró que estos nuevos paros son una muestra de la urgente necesidad de establecer reglas en lo que respecta a las huelgas en el tráfico aéreo.

Con esta nueva convocatoria, Verdi quiere aumentar la presión sobre el estado y los municipios en la disputa por el nivel salarial en el sector público, para el que exige un aumento del 6 %.

En noviembre pasado, el personal de cabina de Lufthansa participó en la mayor huelga en los 60 años de historia de la aerolínea con un paro de siete días, que reportó pérdidas a la empresa por un valor de alrededor de 140 millones de euros, a sumar a los 130 millones de euros que costó la ronda de acciones de protesta de los pilotos.

Fuente: El País