Una huelga de controladores aéreos obliga a cerrar de nuevo el aeropuerto de Bruselas.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Una huelga de los controladores aéreos en el Aeropuerto Internacional de Bruselas-Zaventem ha obligado al cierre temporal del aeródromo en la tarde de este martes, en la primera semana en que todas las aerolíneas vuelven a operar tras los atentados del pasado 22 de marzo.

«No es posible el control del tráfico aéreo en el aeropuerto de Bruselas en esos momentos. Belgocontrol busca soluciones operativas», ha informado el propio aeropuerto a través de las redes sociales.

El aeropuerto pide también a los pasajeros que tenían previsto volar en estas horas que compruebe con su compañía el estado de su ruta.

La empresa responsable de la seguridad del tráfico aéreo (Belgocontrol) ha informado de que se trata de una acción sindical de los controladores que ya se estaba produciendo desde mediados de marzo, pero que se ha «intensificado» tras cerrar un acuerdo social que rechazan parte de ellos.

La Alianza belga de controladores aéreos (BGATC) ha informado en un comunicado que, en efecto, se opone a las medidas acordadas y por ello ha pedido a sus miembros que «informen de que están enfermos y declaren que no son aptos para cumplir con sus funciones».

Fuente: La Información