40 pasajeros deciden no volar tras detectar dentro del avión una red WiFi con nombre amenazante.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Un vuelo de la aerolínea australiana Qantas que iba a cubrir la ruta entre Melbourne y Perth fue retrasado varias horas este sábado debido a una falsa amenaza’ de bomba, después de que una de las pasajeras notara al embarcar en su móvil una red WiFi llamada ‘El dispositivo móvil de detonación’, lo que al parecer se trató de una broma de mal gusto. Otros 40 pasajeros decidieron no volar, informa el diario ‘The West Australian’.

El capitán del avión decidió retener el vuelo para hallar el dispositivo, lo que no fue posible. Además la aerolínea tuvo que sacar del avión el equipaje de los pasajeros que decidieron no volar, lo que ocasionó más retrasos.

Fuente: RT