Asignan a Uber zona especial en aeropuerto de Miami.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Los chóferes de Uber fueron de dejar pasajeros en la clandestinidad en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) a tener sus propias zonas designadas y señalizadas fuera de la terminal cuando el Condado Miami-Dade tomó la medida de oficializar sus servicios de llamadas para viajes.

Uber, que reclama tener más de 10,000 vehículos en Miami-Dade, había incentivado durante mucho tiempo a sus chóferes que escondieran sus teléfonos celulares colocados en los parabrisas y había pedido a los pasajeros que viajaran en el asiento delantero para evitar la detección y multas de los inspectores de MIA. Pero el lunes se marcó el primer paso burocrático para legalizar en Miami-Dade a Uber y su más pequeño competidor Lyft, con el Departamento de Transporte del Condado dando licencias para las aplicaciones de llamadas para viajes.

Llamadas “entidades de red de transporte” en la ordenanza de la Comisión del Condado que se aprobó el 3 de mayo por una votación 9-2, Uber y Lyft no habían aún presentado solicitudes hasta la tarde del lunes, dijo una portavoz del condado. Pero mientras ambas compañías obtienen sus documentos, los funcionarios del condado preparan la legalización de los servicios de ambas empresas con sede en San Francisco, que organizaron un negocio floreciente en Miami-Dade mientras operaban ilegalmente desde el verano del 2014.

La nueva ordenanza entró en efecto el viernes, 10 días después de su aprobación. Funcionarios del condado dijeron que podría tomar semanas antes de que se apruebe que Uber y Lyft son legalmente aceptables y obtengan una licencia para operar en Miami-Dade. Una demora. Las compañías deben esperar que miles de chóferes obtengan certificados de inspecciones mecánicas requeridos por la nueva ley.

Mientras las compañías se mantienen técnicamente en el lado incorrecto de la ley condal, aún operan y están en conversaciones con los administradores del condado para cumplir con la nueva legislación y cómo se implementarán algunas de las medidas específicas.

Los cambios más visibles contemplados provienen de MIA, que está listo para introducir zonas designadas para los pasajeros de Uber y Lyft.

Greg Chin, portavoz de MIA, esbozó las reglas, que continúan dando a los taxis y camionetas de Super Shuttle su acera para recoger pasajeros en el nivel inferior fuera del área de reclamo de equipaje.

Los pasajeros pueden entrar en los taxis o las camionetas a unos pocos pasos del aeropuerto, al comienzo del primer piso. Pero Uber y Lyft estarán limitados a la acera exterior más remota en el piso de llegadas, y deben realizar sus recogidas hasta casi la mitad del camino de la Terminal D, dijo Chin (En el alfabeto de MIA, no hay terminales de la A a la C, así que la D marca el comienzo del aeropuerto.

Específicamente, la zona Uber en el nivel de llegadas, fuera del área de reclamo de equipaje, comienza en la Puerta 5 de la Terminal D y va hasta el fin del aeropuerto, en la Terminal J. Las reglas de la acera también significan que los vehículos personales pueden continuar con el uso de la acera media, mientras que Uber y Lyft se relegarán a la zona de la acera más cercana al estacionamiento, dijo Chin. “Nuestra meta es descongestionar el área al lado de la acera “, agregó.

Para el nivel superior del aeropuerto, donde los pasajeros que van a viajar son dejados generalmente por taxis, amigos y la familia, las reglas para Uber y Lyft serán mucho más flexibles. Sus chóferes podrán detenerse en la acera y dejar a los pasajeros en cualquier lugar que ya usan los vehículos personales. Si un pasajero desea que lo recojan en el nivel de salidas, Uber y Lyft estarán limitados a un área que va de la puerta 7 de la Terminal D hasta la J.

Javi Correoso, un portavoz de Uber en la Florida, dijo que la aplicación de la compañía trata ahora de hacer más fácil la logística de MIA, al pedir a los pasajeros que escriban un número de puerta de la terminal cundo identifiquen un lugar de recogida.

Otros aspectos de la ley se mantienen variables para MIA. Hasta ahora, el aeropuerto no ha suministrado a los choferes de Uber y Lyft un lugar especial donde puedan esperar por los pasajeros. El acceso a un lote es un punto de traba para los taxis y Super Shuttle, que ven a Uber y Lyft como amenazas importantes para sus negocios en el aeropuerto.

La ley también requiere que Uber y Lyft establezcan un seguimiento para la zona del aeropuerto que prohibirá a los conductores de camionetas aceptar nuevos clientes mientras aún se encuentran a una corta distancia del aeropuerto. La idea es desalentar a los chóferes de Uber y Lyft a aumentar la congestión al dar vueltas en la terminal. Bajo la ley, Uber y Lyft deben dejar el área del aeropuerto y regresar después de dejar a un pasajero, en vez de recoger a un nuevo cliente en el mismo viaje.

Fuente: El Nuevo Herald