La CE autoriza a la mayor parte de la flota de Iran Air a volver a operar en la UE.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La Comisión Europea (CE) anunció hoy que permitirá a la aerolínea Iran Air reanudar las operaciones de la mayoría de sus aeronaves en cielo comunitario con motivo de la revisión de su «lista negra» de compañías aéreas a las que tienen prohibido volar en la UE, que ahora asciende a 216.

«Estoy contenta de anunciar que ahora hemos podido permitir que la mayoría de aviones de Iran Air regresen a los cielos europeos», apuntó la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, en un comunicado.

La CE tomó esta decisión después de realizar una evaluación técnica que resultó satisfactoria tras una visita de Bulc a Irán el pasado mes de abril.

Iran Air podía operar en el cielo comunitario en condiciones muy estrictas desde diciembre de 2014, pero fue el pasado 16 de abril cuando la UE e Irán decidieron trabajar para levantar esas restricciones.

Ambas partes se comprometieron entonces a ampliar profundamente su relación bilateral, más allá de la aplicación del acuerdo nuclear que puso fin a las sanciones internacionales contra la República Islámica, particularmente en áreas económicas y políticas.

La revisión hoy de la «lista negra» comunitaria ha permitido además excluir a todas las compañías aéreas certificadas de Zambia, Air Madagascar y tres de Indonesia (Citilink, Lion Air y Batik Aire), con lo que el número de aerolíneas vetadas se ha reducido hasta las 216.

De ese total, 214 aerolíneas de 19 países tienen completamente prohibido operar en el espacio aéreo de los Veintiocho, salvo alguna empresa concreta que queda exceptuada.

Entre esos 19 países con aerolíneas prohibidas figuran Afganistán, Angola, Benin, República del Congo, República Democrática del Congo, Yibuti, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Gabón, Indonesia, Kazajistán, Kirguistán, Liberia, Libia, Mozambique, Nepal, Sierra Leona, Santo Tomé y Príncipe y Sudán.

A esas 214 aerolíneas se suman otras dos individuales: Blue Wing Airlines de Surinam y Iraqi Airways de Irak.

La UE decide qué aerolíneas entran o salen de su «lista negra» junto a las autoridades de seguridad aérea de los países miembros y bajo el asesoramiento de un comité de expertos de aviación.

Fuente: Finanzas