Desesperadas aerolíneas chinas tientan a pilotos extranjeros.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Las aerolíneas chinas necesitan contratar casi 100 pilotos a la semana durante los próximos 20 años para satisfacer una demanda de viajes exorbitante. Ante la escasez de candidatos en su país, las operadoras están tentando a extranjeros que tienen experiencia de cabina con paquetes salariales lucrativos.

Giacomo Palombo, expiloto de United Airlines, dijo que todas las semanas lo bombardean con ofertas para volar Airbus A320 en China. La operadora regional Qingdao Airlines promete hasta US$318.000 al año. Sichuan Airlines, que vuela a Canadá y Australia, ofrece US$302.000. Ambas aerolíneas dicen que también le pagarán los impuestos sobre la renta en China.

“Cuando llegue la hora de volver a volar, definitivamente tendré a las aerolíneas chinas en el radar”, dijo Palombo, de 32 años, que hoy es consultor de McKinsey & Co. en Atlanta y dijo que hablaba a título personal y no en nombre de su empleador. “Las condiciones económicas son atractivas”.

El tráfico aéreo sobre China casi se cuadruplicará en las próximas dos décadas, con lo cual el país se transformará en el mercado más activo del mundo, según Airbus Group SE. Operadoras startups apenas conocidas en el exterior están pagando casi 50 por ciento más de lo que ganan algunos capitanes sénior en Delta Air Lines y les están dando vía libre a reclutadores desde Estados Unidos hasta Nueva Zelanda para cubrir los puestos de capitanes.

Como algunas ofertas alcanzan los US$26.000 por mes en salario neto, pilotos de mercados emergentes como Brasil y Rusia pueden cuadruplicar sus salarios en China, dijo Dave Ross, presidente de Wasinc International en Las Vegas. Wasinc recluta para más de una docena de operadoras de China continental, entre ellas Chengdu Airlines, Qindgao Airlines y Ruili Airlines.

‘Casi ilimitado’

“Cuando preguntamos a una aerolínea: ‘¿Cuántos pilotos necesitan?’, éstas responden: ‘Ah, podemos tomar todos los que traigan’”, dijo Ross. “Es casi ilimitado”.

El personal contratado que prefiera vivir fuera de China gana un poco menos pero se le ofrece vuelos gratuitos a casa para visitar a familiares. También se negocian bonos de contratación, el pago de horas extras y pagos por completar el contrato. Este año, Ross vio el recibo de sueldo mensual de un piloto al que ubicó en Beijing Capital Airlines: US$80.000.

En comparación, el salario anual promedio de los pilotos séniores en las principales aerolíneas estadounidenses, como Delta, es de US$209.000, según KitDarby.com Aviation Consulting. Algunas aerolíneas regionales del país pagan US$25.000 o menos, según la Air Line Pilots Association, que representa a más de 52.000 pilotos en Estados Unidos y Canadá.

Boom

Se está dando un boom de aviación en China, donde el número de aerolíneas aumentó 28 por ciento, a 55, en el último lustro. La flota aumentó más del triple en una década, a 2.650, según el Civil Aviation Industry Statistics Report.

Las filas en expansión de aerolíneas de bajo costo prefieren los aviones de pasillo único como el A320, que puede transportar a cerca de 180 personas. Como el número de pasajeros en China aumentó 11 por ciento el año pasado, los operadores están programando más vuelos para atender la demanda, lo que exige más capitanes.

Los aviadores importados hacen más que combatir la escasez de pilotos: pueden aportar décadas de experiencia a la cabina de mando. La tasa de accidentes de la región del Pacífico asiáticos —no sólo choques, sino también incidentes como averías en los equipos de aterrizaje— aumentó desde 2011, según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo.

“Me dijeron: ‘En cualquier lugar donde encuentres de 15 a 20 pilotos que quieran hacer la entrevista, allí iremos”, dijo Ross.

Por: Angus Whitley y Benny Kung – Bloomberg