Un avión de Air France vacía todo su combustible sobre un bosque turístico.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Un avión de la aerolínea Air France vacío el pasado domingo todo el combustible que tenía en el depósito sobre un aérea natural protegida desde 1848.

La aeronave inició su ruta a la Guayana Francesa desde el aeropuerto de Orly, a unos 40 kilómetros de París, durante la maniobra saltó un fallo técnico y el piloto se vio obligado a vaciar todo el combustible en uno de los bosques más importantes y visitados de Francia, el Fontainebleau, conocido por sus grandes rocas y arboleda.

El vuelo AF852, operado con un Boeing 777-200, despegó de Orly a media mañana del domingo. Poco después, el piloto pidió un aterrizaje de emergencia al aeropuerto Charles De Gaulle para “resolver un problema en el motor”.

Para realizar el aterrizaje, el piloto vació por completo el combustible del avión desde unos 1,8 km de altura, dando hasta cinco vueltas por la misma zona. De esta forma, el avión vertió entre 117.000 y 181.000 litros de queroseno a una de las joyas salvajes de Francia.

Uno de los pasajeros grabó el vídeo en el que se muestra el vertido de queroseno. Air France comunicó que el avión aterrizó sin problema una hora después del despegue, y el avión saldría de nuevo a las 15:30 horas.

No obstante, sí indicó incidencia sobre el derrame de combustible. “Se trata de una medida excepcional, una decisión que depende de la tripulación y que requiere el visto bueno de tráfico aéreo”.

El alcalde de la ciudad, Frederic Valletoux, ha mostrado su indignación y denunció el hecho en Twitter. “Es indignante que este procedimiento se haya permitido sobre el bosque de Fontainebleau, visitado por 10 millones de turistas al año y es el área natural más protegido de Francia”. Este bosque es uno de los pulmones naturales de Francia, está situado a unos 60 kilómetros de París y se extiende durante cerca de 25.000 hectáreas, entre el Sena y el Marne.

Fuente: Gaceta