¿Qué hay detrás de American Airlines?

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

El mercado aéreo tiene un valor mundial de 709 mil millones de dólares, según un estimado de ingresos hecho con cifras de IATA e ICAO.

Diversas marcas han logrado convertirse en medio de esta industria, en espacios donde su identidad ha dado forma a una industria con un interés cada vez más genuino en conquistar a través de experiencia de vuelo, cobertura en rutas aéreas e innovación con el uso de tecnología que busca desde un menor impacto ambiental, hasta mayor tecnología a bordo.

Entre estas marcas se encuentra American Airlines, compañía que reportó tener un valor de mercado de 22.1 mil millones de dólares, según estimados de Forbes y dentro de un listado encabezado por Delta, que domina con el mayor valor de mercado al sumar 34.4 mil millones de dólares.

Respecto a American Airlines se trata de una compañía aérea cuya reputación se remonta a 1934, año en que adquirió su nombre de marca y participación en una industria que se prepararía para la Segunda Guerra Mundial, que comenzó en 1939.

En 1936 comenzó a operar aeronaves Douglas DC-3, lo que representó una apuesta disruptiva por tratarse de aviones con innovación en diseño y capacidad comercial, llegando a convertirse en icono de un mercado que a la fecha lo recuerda y que sirvió como estrategia para generar una experiencia a bordo de este tipo de aeronaves.

Para 1939 American Airlines ya cotizaba en la bolsa y para 1942, cuando la Segunda Guerra Mundial continuaba, la aerolínea entró en el negocio del catering, lo que podía parecer un momento de tranquilidad para la marca, si no es que esta época bélica representó para la aerolínea, tener que entregar la mitad de su flota al ejército estadounidense.

Cuando la Segunda Guerra Mundial acabó, inició una etapa en la que American comenzó a ofrecer vuelos a bordo de aviones Douglas DC-6 o Convair 240 y estrategias de mercadotecnia basadas en las tarifas aéreas como ocurrió con su Family Fare Plan (‘plan de tarifas familiares’), lo que motivó una cultura de turismo y viajes en mayor proporción.

Esta estrategia evolucionó a modelos igual de comerciales como el Super Saver, cuyos descuentos representaron un impacto en la industria y precedente de las bajas tarifas como estrategia de mercadotecnia.

A lo largo de su historia destacan momentos como la inauguración del vuelo con México el 6 de septiembre de 1942 o 2008, año en que se convirtió en la primer línea aérea en ofrecer internet a bordo de sus vuelos (Boeing 767-200).

Por Octavio Noguez – Merca 2.0