Pasajero que fue sacado violentamente de un avión de United llega a un acuerdo con la aerolínea.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

David Dao, el médico de 69 años que fue expulsado de un avión de United Airlines, alcanzó este jueves un acuerdo con la empresa para no ir a juicio. Su caso levantó fuertes críticas contra la compañía después de que un vídeo en el que se veía ensangrentado se hiciera viral.

El doctor sufrió un golpe en la cabeza, se rompió la nariz y perdió dos dientes al ser expulsado de un vuelo. Inicialmente, la empresa culpó al pasajero de haber tenido un comportamiento violento, pero finalmente el CEO de la United, se vio obligado a pedir disculpas.

Los abogados de Dao dejaron entrever en una conferencia de prensa en Chicago el pasado 13 de abril que tenían intención de demandar a la compañía por el tratamiento que había recibido su cliente.

El acuerdo se hizo público justo unas horas después de que la compañía se comprometiera a reducir la sobreventa de pasajes y anunciara que ofrecerá hasta 10,000 dólares de compensación a los pasajeros que voluntariamente cedan su asiento en ese caso.

La compañía estadounidense anunció este jueves un paquete de 10 medidas para mejorar la atención al cliente, como parte de una campaña para reparar su imagen, tras la expulsión a la fuerza el pasado 9 de abril de David Dao, de 69 años, al que rompieron dos dientes, la nariz y le causaron una contusión.

“Nuestro objetivo es reducir incidentes de rechazo involuntario de abordaje a cerca de cero como algo posible y convertirnos en una aerolínea más centrada en los pasajeros”, indicó United en un comunicado.

No obstante, en caso de que se de esta situación, la aerolínea compensará al pasajero afectado con una cantidad de hasta 10,000 dólares, frente al máximo de 1,350 dólares que ofrecía ahora.

La compañía suele sobrevender asientos hasta un máximo del 3% de la capacidad de sus aviones, que justifica ante la posibilidad de que algún pasajero no se presente, según Reuters.

Después del violento incidente, que salió a la luz gracias a que otros pasajeros lo grabaron con sus celulares, la aerolínea asegura que no volverá a recurrir a agentes de seguridad para impedir a los pasajeros que embarquen o que sean sacados de sus asientos en los vuelos con sobreventa.

Entre las medidas anunciadas, la compañía dará formación a sus empleados sobre en el trato a los clientes, pondrá en marcha una nueva política de compensación de 1,500 dólares en caso de pérdida de la maleta y se asegurará de que los miembros de la tripulación que quieran reservar un vuelo en alguno de sus aviones lo hagan al menos 60 minutos antes de la salida.

La mayoría de las medidas serán efectivas «inmediatamente» y el resto entrarán en vigor a lo largo de este año, se comprometió la línea aérea, que esta semana volvió a ser protagonista de una nueva polémica por la muerte de un conejo gigante en uno de sus vuelos.

Fuente: Univision