American Airlines agregará más asientos y reducirá espacio en sus nuevos Boeing 737.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Siguiendo una tendencia impuesta por las aerolíneas de bajo costo de los Estados Unidos, como Spirit y Frontier, American Airlines comunicó que reducirá aún más el espacio disponible en sus asientos de clase económica de vuelos domésticos en las nuevas aeronaves Boeing 737 Max, de pronta entrada en funcionamiento.

Con el objetivo de aumentar el número de asientos —y, por ende, las ganancias—, el espacio entre ellos cuando las filas sean de tres lugares pasará de 78,74 centímetros a 73,66, lo que representa una significativa reducción de unos cinco centímetros, mientras que en el resto de la sección de clase económica la distancia se reducirá sólo 2,54 cm.

La medida sigue con el anuncio de una nueva clase económica bautizada «Basic Economy», que ofrece tarifas reducidas a cambio de sacrificar la confirmación del asiento hasta el momento del check-in, así como, también, la imposibilidad de utilizar el espacio de los compartimientos superiores para almacenar equipaje y el hecho de tener que ser el último en abordar.

Expertos en aviación comercial aseguran que United Airlines también estaría considerando reducir el espacio entre asientos, algo sobre lo que la empresa no se ha expresado públicamente, probablemente para intentar recuperarse de la escandalosa remoción de un pasajero a la fuerza, lo que le costó la posición a su CEO, Oscar Munoz.

Tras el anuncio de la reciente medida que, de momento, sólo involucra a los nuevos aviones medianos de Boeing, que entrarán en funcionamiento en el corto plazo, American Airlines se convertirá en el primero de los grandes carriers de los EEUU en ofrecer un espacio para las piernas similar al de empresas de bajo costo, como Spirit y Frontier, los cuales ofrecen nada más que 71,12 cm, eso sí, a cambio de tarifas reducidas.

En comparación, Delta y United ofrecen entre 76,2 y 78,74 cm, mientras que JetBlue, Southwest y Alaska compiten en el mercado con un espacio que va entre 78,74 y 83,82 cm.

Los baños a bordo de las nuevas naves de American también verán su espacio habitable reducido, todo con el objetivo de que el nuevo Boeing 737 Max ofrezca un estimado superior a 170 asientos, en comparación con los 160 del 737-800 en servicio. Además, los nuevos aviones prescindirán de las pantallas de entretenimiento en los respaldos de los aviones, dado que American asegura que el 90% de los pasajeros utiliza su propio teléfono, tablet o computadora portátil.

La aerolínea asegura que mantendrá sus asientos Main Cabin Extra, que ofrecen espacio extra en la sección económica a quienes estén dispuestos a pagar más, así como 16 asientos en total para los afortunados que puedan costear un lugar en primera clase.

Los nuevos aviones de pasillo único entrarán en servicio en los EEUU a mediados de 2017 y serán utilizados principalmente para rutas dentro de Norteamérica. American ya ordenó 100 unidades 737 Max, de los cuales, 40 se sumarán a su flota hacia fines de 2019.

A pesar de imitar a las empresas low cost, los valores de los tickets se mantendrán, y los expertos aseguran que la nueva medida que involucra el agregado de nuevos asientos podría ser replicada en las aeronaves más antiguas.

Los detractores a la nueva tendencia aseguran que las aerolíneas de los EEUU se han recuperado financieramente luego de los atentados terroristas de septiembre de 2001, así como de la tremenda crisis financiera de fines de 2008, que produjo una caída drástica de viajes de negocios y por turismo, pero de todas maneras continúan operando bajo un modelo de negocio que afecta directamente al servicio y la calidad de vida a bordo para los pasajeros.

Reportes de ganancias en crecimiento sostenido sumado al bajo precio del petróleo harían suponer que las tarifas deberían ser hoy más competitivas, pero las aerolíneas se defienden asegurando que los altos costos asociados a los salarios de sus empleados a la suba obligan a agregar más asientos para aumentar los márgenes de ganancia.

Fuente: InfoBae