VivaColombia anunció que dejará de volar a Cali y Barranquilla.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

A partir del próximo 1 de septiembre, VivaColombia, la primera aerolínea de bajo costo en el país, dejará de realizar vuelos desde y hacia Cali. Una semana después, es decir, el 8 de septiembre, sucederá lo mismo con Barranquilla, publicó Caracol.

“La aerolínea espera regresar a estas dos ciudades con más rutas y más frecuencias en 2018”, informó la aerolínea en un comunicado.

Agregó que esto “será posible gracias al Memorando de Entendimiento entre Viva Air (conformada por VivaColombia y Viva Air Perú) y la compañía europea Airbus, para la adquisición de 50 aeronaves de la familia A320”.

Ante la incertidumbre que esta suspensión genera entre sus clientes y para la tranquilidad de los mismos, la aerolínea aseguró que los contactará por correo electrónico o telefónicamente para ofrecerles las siguientes alternativas:

– Cambio de nombre y/o fecha para vuelos antes de la suspensión

– Cambio de ruta sin ningún costo adicional en cualquiera de las rutas nacionales que opera Viva Colombia

– Reembolso total del tiquete en caso de no viajar

– Además, recibirán un tiquete de cortesía (ida y regreso) redimible en cualquiera de las rutas nacionales que opera la aerolínea.

Las cifras de VivaColombia en Cali y Barranquilla

La aerolínea empezó a operar en la capital del Valle del Cauca y del Atlántico en junio de 2012.

Desde ese entonces y hasta la fecha, un total de 2.030.815 pasajeros se movilizaron desde y hacia Cali en más de 13.000 vuelos. En Barranquilla fueron 802.555 viajeros en más de 5 mil vuelos.

Según Viva Colombia, el mercado creció 210 % en la capital del Valle del Cauca con el inicio de sus operaciones hace cinco años. En ese entonces, en la ruta Cali-Medellín se transportaban 21.000 pasajeros por mes y, actualmente, se movilizan 62 mil pasajeros.

En Barranquilla, el crecimiento es del 220 %, pues, antes de la llegada de VivaColombia, 10.000 pasajeros volaban al mes en la ruta Barranquilla-Medellín y, actualmente, esa cifra asciende a los 32.000.

Foto: Barry Shipley