Air Europa descarta comprar la ecuatoriana Tame, aunque la apoyaría técnica y operativamente.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Air Europa, compañía aérea del grupo español Globalia, podría dar apoyo técnico, operativo y en el plan de reestructuración a la línea aérea pública Tame.

Así lo sostuvo Javier Hidalgo, Consejero Delegado Ejecutivo de Globalia, en una rueda de prensa realizada este miércoles, donde se dieron a conocer los resultados del primer semestre de operaciones de Air Europa en Ecuador con la ruta Madrid-Guayaquil-Madrid.

El ejecutivo contó que han tenido problemas operativos como cancelaciones y retrasos en las conexiones que los provee Tame y buscan alternativas con otra aerolínea. No obstante anunció que podrían respaldar a la firma nacional pero descartó una compra. En mayo pasado, Tame declaró desierto un concurso para conseguir un socio. La línea de bandera nacional ha atravesado problemas operativos y pérdidas económica.

«Estamos con la intención de ver de qué manera los podemos ayudar para que saquen la compañía adelante y sobre todo que nos den un servicio como corresponde para las operaciones que tenemos con ellos entre Guayaquil y Quito», acotó Hidalgo, quien tenía previsto reunirse con representantes de la firma nacional.

Ocupación y crecimiento

En tanto que Bernando Botella, director de Ventas, indicó que han transportado desde Ecuador unos 44.000 mil pasajeros. Mantienen una ocupación de casi un 80%. Actualmente ofrece cinco frecuencias semanales.

Ni para este año ni para el próximo se prevé crecimiento en la ruta desde Ecuador. Hidalgo aspira a que eso ocurra en el tercer año de operación pues aseguró que requieren más demanda y aún la ruta Madrid-Guayaquil-Madrid no está consolidada.

«La idea es mantener Guayaquil y quien sabe si en el 2019 podamos crecer a lo mejor una o dos frecuencias más», acotó.

Explicó que en la apertura de rutas generalmente invierten unos 20 a 22 millones de euros (unos 25 millones de dólares ) en los dos primeros años.

Fuente: El Universo