Iberia amplía frecuencias a Tokio y estrenará vuelos a San Francisco y Managua.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La aerolínea Iberia celebrará el primer aniversario de los vuelos directos a Tokio, ampliando sus frecuencias desde los tres vuelos semanales actuales hasta cinco vuelos a partir del próximo 20 de octubre, una operativa sujeta a la aprobación gubernamental. Además, ha anunciado además que ofrecerá nuevos vuelos a San Francisco y Managua el próximo año, publicó EuropaPress.

«El plan de futuro y el compromiso de todos es lo que nos está permitiendo avanzar paso a paso. La posibilidad de mantener estas rutas en el futuro y de entrar en nuevos mercados va a depender de nuestra capacidad de seguir ganando competitividad y mejorando el servicio a nuestros clientes», explicó el presidente de Iberia, Luis Gallego.

En la próxima temporada de verano 2018, Iberia ofrecerá vuelos directos a San Francisco, destino donde nunca antes ha volado, con tres frecuencias semanales directas de abril a septiembre, ambos meses incluidos. También estrenará vuelos a Managua, a partir de primeros de octubre, con otras tres frecuencias semanales, directas a la vuelta y con escala en Guatemala a la ida. Esta nueva ruta permite ofrecer un vuelo diario a Guatemala.

Iberia recuperó hace un año sus vuelos a la capital Japón, Tokio, destino al que dejó de volar en 1998 tras doce años de operaciones, con tres frecuencias semanales y el avión más moderno de su flota, el A330-200, con capacidad para 288 pasajeros (19 en ‘business’ y 269 en turista).

Tokio se convirtió así en el segundo destino de Iberia en Asia, donde la aerolínea ofrecía desde junio la ruta que enlaza Madrid con la ciudad china de Shanghái.

Además, la aerolínea ha anunciado que el próximo año también tiene previsto mejorar el producto en su ruta a Tel Aviv, al programar los aviones de largo radio A330-200. A partir de abril del próximo año ofrecerá un vuelo diario con dicha flota que cuenta con asientos más cómodos, que en ‘business’ se convierten en camas de dos metros, entretenimiento individual a la carta y WiFi para todos los clientes, entre otras mejoras.