Para 2036 habrá 7.800 millones de pasajeros volando en avión.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) calcula que para 2036 habrá 7.800 millones de pasajeros aéreos, casi el doble de los 4.000 millones de viajeros que espera para este año. El director general y consejero delegado de la asociación, Alexandre de Juniac, calificó de «fantásticas» estas noticias para la innovación y la prosperidad, pero también advirtió de que se trata de un «gran reto para gobiernos y la industria para asegurar que puedan adaptarse con éxito a esta demanda esencial».

Según IATA, el principal motor de la demanda será la región de Asia-Pacífico, ya que será el origen de más de la mitad de los nuevos pasajeros durante las próximas dos décadas. De hecho, el momento en el que China desplazará a Estados Unidos como el mayor mercado de la aviación se adelantó dos años desde la última proyección de IATA, que ahora augura que este punto será alcanzado en torno a 2022.

En Norteamérica, esta región crecerá un 2,3% anualmente y en 2036 registrará un total de 1.200 millones de pasajeros, 452 millones más al año.

Europa también crecerá un 2,3 % y añadirá 550 millones de pasajeros al año a un mercado total que será de 1.500 millones de viajeros aéreos.

En Latinoamérica, los mercados aumentarán un 4,2%, prestando servicios a un total de 757 millones de pasajeros, lo que representa 421 millones de viajeros adicionales al año en comparación con ahora.

Oriente Medio crecerá fuertemente con un avance del 5,0% y asumirá 322 millones de pasajeros adicionales al año en rutas hacia, desde y dentro de la región en 2036. El mercado total será formado por 517 millones de pasajeros.

África crecerá un 5,9% y en 2036 registrará 274 millones de pasajeros extra al año en un mercado total de 400 millones.

Al mismo tiempo, IATA advirtió que maximizar los beneficios potenciales de la aviación dependerá de que se mantengan los actuales niveles de liberalización comercial y la facilitación de visados. Si se implantan el proteccionismo y restricciones a los viajes, los beneficios de la conectividad aérea bajará, ya que el crecimiento podría ralentizarse al 2,7%. Ello implicaría 1.100 millones de viajes de pasajeros menos al año en 2036, según estadísticas del organismo.

Fuente: Clarín