Boeing prepara el ‘797’, su primer nuevo avión desde los años 90.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Terry Beezhold, el líder del ingeniería del desarrollo del Boeing 777X, “ el jet bimotor más grande y eficiente del mundo” según la compañía, será el encargado de capitanear el desarrollo del nuevo y gran ambicioso plan de los siatelitas.

El último aeroplano completamente nuevo de Boeing, el 787 Dreamliner, estuvo más de quince años en desarollo desde su concepción hasta su primer vuelo en 2009. El nuevo 797, apodado así por varios de los clientes de la compañía interesados en añadirlos a sus flotas, estaría operativo a partir de 2025.

Falta la luz verde definitiva y asignar más miembros del equipo bajo Beezhold, pero el proyecto ya cuenta con interés por parte de clientes. El sobrenombre de 797 no se corresponde con el tamaño del avión, Boeing utiliza una nomenclatura especial y no consecutiva. “Ocuparía el lugar del 757, un tamaño por encima del 737 pero por debajo del 787 y el 767”, explica a La Vanguardia un veterano piloto de una gran aerolínea española.

Se trata de una aeronave de dos pasillos y con capacidad para 225 a 270 pasajeros dependiendo de la configuración final elegida por cada aerolínea. Estará en el hueco de los viajes de media-gran distancia con un alcance máximo de 9.600 kilómetros (5.200 millas náuticas). Boeing calcula vender unos 4.000 unidades durante las dos primeras décadas de operación tras una inversión de entre 10.000 y 15.000 millones de dólares en su desarrollo.

Airbus, el principal rival de Boeing respondió este pasado verano que ya tiene aviones similares en el mercado, como el A330Neo que tuvo su primer vuelo durante el mes de octubre pasado. Algo que el vicepresidente de desarrollo de aeroplanos de Boeing respondió con una cifra que cautivó a los potenciales clientes, hablando de un 45% de reducción máxima de costes comparado con los aviones similares actuales de Airbus.

El fin de los “Jumbo”

Tras más de cuarenta años dominando los cielos con un diseño icónico, el Boeing 747 fue desapareciendo progresivamente de los aeropuertos en pos de nuevos diseños más eficientes. Los aviones de grandes dimensiones no encuentran un lugar en el mercado a pesar de un pujante sector del transporte aéreo que alcanza nuevas cuotas cada año.

Airbus tampoco encuentra muchos compradores para su gigante A380. Desde su llegada en 2007 ha vendido poco más de 300 unidades, casi la mitad de ellas a Emirates, la aerolínea con base en Dubai que ha hecho del 380 su avión de referencia. Pero desde 2014 no ha tenido nuevos pedidos.

El fabricante europeo se centra en completar sus pedidos, y tiene 100 aeroplanos aún por entregar, pero no hay buenos augurios para este tipo de naves. James Hogan, consejero delegado, de Etihad Airways, con sede en Abu Dabi y que ha comprado 10 Airbus A380 declaró recientemente no harían más compras. “Preferimos modelos con dos motores. Son mucho más eficientes”. Un rol en el que encaja el nuevo 797.

Las aerolíneas están cambiando progresivamente su modelo de grandes hub únicos que requieren aviones de mayor capacidad enrutados a través de aeropuertos insignia como Heathrow para British Airways o Barajas para Iberia, en favor de un modelo más descentralizado y eficaz que está mejor servido por aviones como los que Boeing 787 y Airbus A350.

Por: Álex Barredo – La Vanguardia