Aeropuertos

El aeropuerto Madrid-Barajas obtiene el Certificado Europeo de Seguridad Operacional.

El aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez, gestionado por Aena, ha obtenido el Certificado Europeo de Seguridad Operacional de acuerdo con el Reglamento Europeo nº 139/2014, ha informado el Ministerio de Fomento, que a través de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), ha culminado el proceso de certificación de los aeropuertos españoles, publicó EuropaPress.

De esta manera, todos los aeropuertos comerciales, que superan unos valores establecidos de transporte de pasajeros o carga, disponen ya de esta certificación europea, que en el caso de Barajas, recibió el pasado mes de marzo.

Este certificado garantiza el cumplimiento de los requisitos exigidos a los gestores aeroportuarios (en España, Aena S.A. principalmente) en ámbitos como la competencia del personal, adecuación de recursos y garantías de solvencia técnica y financiera.

Según Fomento, todo el proceso ha requerido de un “profundo” trabajo de cooperación transversal entre los diferentes ámbitos implicados en la gestión de un aeropuerto, que abarca también a los planes de emergencias, la protección de las radioayudas a la navegación o a la gestión de la seguridad operacional.

“La obtención de estos certificados evidencia la apuesta decidida del Ministerio de Fomento por un transporte aéreo competitivo, de calidad y con los máximos estándares de seguridad”, aseguran desde el departamento que dirige Íñigo de la Serna.

Los aeropuertos certificados en España se corresponden con los 35 principales aeropuertos de la red: A Coruña, Alicante-Elche, Almería, Asturias, Barcelona-El Prat, Bilbao, Burgos, Castellón, El Hierro, F.G.L Granada-Jaén, Fuerteventura, Girona-Costa Brava, Gran Canaria, Ibiza, Jerez, Lanzarote, La Palma, LleidaAlguaire, Logroño-Agoncillo, Madrid-Barajas Adolfo-Suárez, Málaga-Costa del Sol, Melilla, Menorca, Palma de Mallorca, Pamplona, Reus, San Sebastián, Santiago, Seve Ballesteros-Santander, Sevilla, Tenerife Norte, Tenerife Sur, Valencia, Vigo y Vitoria.

Los aeropuertos que no entran en el ámbito de aplicación de la normativa europea, mantienen una certificación nacional, de acuerdo con el Real Decreto 862/2009, que garantiza igualmente los más altos niveles de seguridad.