Aerolíneas

Emirates planea conectar Santiago de Chile y Dubái desde julio con vuelos diarios vía Sao Paulo.

Luego de que Qatar Airways se viera obligada a posponer indefinidamente sus planes de lanzar este mes una ruta entre Doha y Santiago, con escala en Río de Janeiro, su rival Emirates se prepara para lanzar un vuelo entre Chile y Dubái a mediados de este año, lo que se convertirá en el primer enlace aéreo directo entre el país Sudamericano y el Oriente Medio.

La noticia, que iba a ser anunciada hoy por la compañía, se pospuso por razones internas, pero responde a las conversaciones que el año pasado sostuvieron representantes de la aerolínea con ejecutivos de Nuevo Pudahuel, el concesionario del aeropuerto Arturo Merino Benítez. Allí realizaron consultas sobre el proyecto de ampliación del terminal internacional, de cara a una eventual operación a nuestro país, considerando los problemas de congestión que está sufriendo ante el fuerte aumento de la demanda y la llegada de nuevos operadores nacionales e internacionales.

Si bien Emirates no ha iniciado los trámites para obtener el certificado de operador aéreo ante la Dirección de Aeronáutica Civil (DGAC), en la Junta de Aeronáutica Civil (JAC) -ante la cual deben tramitar los seguros asociados a la operación- confirmaron haber recibido el 19 de diciembre pasado un correo de la línea aérea, informando su intención de iniciar vuelos a contar del 4 de julio próximo.

El secretario general de la entidad, Jaime Binder, afirmó que en la misiva “informan que la ruta será operada vía Sao Paulo con un Boeing 777-200LR”. El acuerdo de cielos abiertos vigente permite a las compañías de los Emiratos Árabes Unidos volar al país sudamericano sin ningún tipo de restricción y con derechos de quinta libertad, es decir, con posibilidad de trasladar pasajeros entre Chile y Brasil, lo que hace más atractiva y rentable la operación.

Según los detalles que maneja Emirates, el vuelo EK 263 tendrá una frecuencia diaria, con salida a las 09:05 desde Dubái (hora local) y llegada a Sao Paulo a las 17:00 horas (local). Tras una escala de una hora y media, aterrizará en Arturo Merino Benítez a las 21:40 horas. El regreso a Dubái (vuelo EK 264) será a las 01:10, llegando a las 05:15 local del día siguiente.

Fuente: Economía y Negocios

Foto: Gerry Stegmeier