Aerolíneas

Trump gana un round contra las aerolíneas de Medio Oriente.

La aerolínea Qatar Airways accedió voluntariamente a una petición del Departamento de Estado de Estados Unidos para publicar sus estados financieros, luego de que Delta, United y American Airlines acusaran al operador del Golfo de recibir subsidios del gobierno catarí, lo que significaría una competencia injusta con los jugadores del mercado.

El operador confirmaría su anuencia para hacer públicos sus reportes financieros auditados y adoptar medidas internacionales de contabilidad hoy martes en un acto con el Departamento de Estado, informaron medios.

Los operadores estadounidenses argumentaron en 2015 que además de Qatar, Emirates y Etihad Airlines habrían recibido subsidios gubernamentales por más de 50,000 millones de dólares en la década pasada, esto según datos de las propias aerolíneas norteamericanas.

Inclusive, estas compañías cabildearon en Washington para que se aprobara un impuesto especial sobre los operadores aéreos de Medio Oriente, aunque esta propuesta no prosperó.

“Este será un hito histórico para la industria aeronáutica estadounidense que protegerá a nuestros trabajadores y garantizará que nuestros competidores extranjeros cumplan con las normas”, dijo a Bloomberg Peter Carter, director jurídico de Delta, sobre la decisión de Qatar de abrir su contabilidad.

Los gigantes aéreos norteamericanos han acusado de que la intervención estatal en las aerolíneas del Golfo Pérsico están afectando la creación de empleos y la industria local. Etihad, Qatar y Emirates operan alrededor de 200 vuelos por semana en 12 ciudades de Estados Unidos.

Por otra parte, el presidente Donald Trump ha acusado al gobierno de Catar de financiar el terrorismo, por lo que este paso que da el reino le daría una simbólica victoria sobre, al mostrar que hay cooperación en éste y otros temas.

En junio de 2017, los Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Arabia Saudita y Bahréin cortaron lazos diplomáticos y bloquearon su espacio aéreo a los vuelos de Catar como medida de presión por la acusación de que Doha apoya el terrorismo.

En ese entonces, el jefe ejecutivo de Qatar Airways, Akbar Al Baker, pidió la intervención de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para levantar el embargo.

El año pasado, la aerolínea con base en Doha dijo estar interesada en comprar el 10% de las acciones de American Airlines, aunque en agosto desistió de su intento argumentando que la inversión no estaba “dentro de sus objetivos”.

Autoridades de los Estados Unidos emitieron una orden de emergencia mediante la cual a partir se implementarán revisiones adicionales a la carga en vuelos –tanto de pasajeros como de mercancías– cuyo aeropuerto de origen se localice en cinco naciones de Medio Oriente, anunció el pasado 22 de enero la Administración para Seguridad del Transporte de los EU.

Los países que se incluyen en esta restricción son Arabia Saudita, Catar, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Jordania.

Quinta Libertad, no por ahora

Qatar Airways también habría informado que no tiene intención de realizar vuelos de “Quinta Libertad del Aire” hacia los Estados Unidos.

La quinta libertad significa que una aerolínea que despega desde su país de origen, tiene el derecho de embarcar y desembarcar pasajeros, correo y carga en un segundo estado y volar hacia uno tercero.

Por: A21