Aerolíneas

El CEO de Flybondi se defiende: “En todas las aerolíneas se producen situaciones que no salen a luz”.

Este lunes se supo que Flybondi, la aerolínea que es una de las banderas de la “revolución de los aviones” que impulsa el Gobierno con el modelo “low cost”, envió las valijas de uno de sus vuelos en camión. Los pasajeros que viajaban de Bariloche a Córdoba se enteraron cuando llegaron y tuvieron que esperar más de un día por sus pertenencias. Es el segundo “incidente” desde que esta flamante compañía aérea comenzó a operar en el país, a fines de enero.

Julian Cook: “En las aerolíneas diariamente se producen situaciones que no salen a luz, mientras que todas las actividades de Flybondi están teniendo un alto grado de exposición”

A tres días de inaugurar sus vuelos desde el remozado aeropuerto de El Palomar –la compañía ya vuela en aeropuertos del interior–, el CEO de la aérea, el suizo Julian Cook, habló del grado de atención que despierta su compañía por ser la primera low cost nacional, y no dudó en afirmar que todas las aéreas sufren incidentes de este tipo. “El inicio de nuestros vuelos despierta mucho interés en la sociedad en general. En todas las aerolíneas diariamente se producen situaciones que no salen a luz, mientras que todas las actividades de Flybondi están teniendo un alto grado de exposición, le dijo Cook a Infobae.

Con respecto a las valijas que tuvieron que bajar del avión, el CEO prefirió hacer foco en la seguridad. “Las decisiones alrededor de Bariloche y Córdoba demuestran nuestro profesionalismo y el foco prioritario que les damos a los temas de seguridad. Hace 40 años que las low cost existen en todo el mundo: estadísticas demuestran que son más seguras que las consideradas aerolíneas tradicionales”, destacó.

El ejecutivo, que está en este momento en Londres negociando con el board de la compañía la compra de más aviones, afirma que es consciente del desafío que enfrenta. “En cada vuelo tenemos un promedio de 30% de pasajeros que nunca antes habían experimentado la sensación de viajar en avión”, detalla.

Sin valijas

¿Qué pasó con la valijas? El vuelo FO 5445 del sábado 3, entre Bariloche y Córdoba, no embarcó parte el equipaje de los pasajeros y lo despachó en camión. Las valijas de más de 10o pasajeros, unos 2.000 kilos, llegaron tarde y los usuarios estallaron en las redes.

“Las altas temperaturas registradas en Bariloche redujeron la capacidad de carga de equipaje permitido que se puede transportar en las bodegas. Por este motivo, y para garantizar la seguridad del vuelo, nuestro equipo de operaciones decidió no embarcar el equipaje previsto para despachar”, explicó la empresa.

Pablo Biro, secretario general de APLA, la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas, cree que en realidad hubo una “limitación técnica”. “El avión no tiene la certificación RVSM, que requiere una mayor precisión en el instrumental de la aeronave, con más controles; por lo que tiene que volar debajo de niveles óptimos de altitud por lo que consume más combustible, y al comercializar a full el avión tiene que dejar valijas abajo”, le dijo al sitio Aviación en Argentina. “Esta manera de volar choca con el concepto de eficiencia que debería tener una low cost. Parece que el concepto de Flybondi es una combinación que los pasajeros a veces fly y las valijas van en bondi”, criticó el gremialista.

Más allá de la polémica, la compañía dio más precisiones de lo que ellos aseguran que pasó y enfatizan que “priorizan la seguridad de sus pasajeros ante cualquier otra circunstancia”. “La decisión de no embarcar los equipajes en Bariloche no está relacionada con haber cargado menos combustible en el avión. Es más, esta decisión se tomó para garantizar que primero se cargaba todo el combustible reglamentario para el vuelo Bariloche-Córdoba y luego se embarcaban todos los pasajeros”, explicó en un comunicado.

Pablo Biro: “Parece que el concepto de Flybondi es una combinación que los pasajeros a veces fly y las valijas van en bondi”

Vuelo de prueba

Hace dos semanas, antes de comenzar a volar oficialmente, la empresa había registrado otro “incidente” en el que tuvo que abortar un vuelo por una “falla” técnica a los pocos minutos de despegar. Primero se habló de aterrizaje de emergencia, pero la empresa lo desmintió. “Nelson, nuestro primer avión, realizó un vuelo de prueba que presentó una falla técnica menor. Como indica el protocolo, el avión volvió a la base. Este procedimiento es normal y la unidad no hizo un aterrizaje de emergencia”.

Si bien trascendió que ese incidente –aún no se conocía el “valija-gate”– había provocado cierto enojo en el Ministerio de Transporte, el propio Guillermo Dietrich lo desmintió cuando fue a Córdoba al vuelo inaugural de la compañía. “Estamos frente al sector de transporte más seguro que hay y entre otras cosas es seguro porque, si pasa algo, hay un protocolo y se cumple. El problema hubiera sido al revés si no se hubiese cumplido el protocolo. Estas cosas pasan y van a seguir pasando, que los aviones que estén en el aire, por despegar o aterrizar, si tienen el más mínimo inconveniente, tienen que volver a tierra independientemente de si genera algún engorro a los pasajeros”, aseguró el ministro.

Otra aérea también tuvo “problemas” en las últimas horas: un chárter de Andes habría aterrizado con una sola turbina en Córdoba. Venía de Florianópolis y había hecho escala en Uruguay.

Guillermo Dietrich: “Estas cosas van a seguir pasando, que los aviones que estén en el aire, ante el mínimo inconveniente, tienen que volver a tierra”

De las nuevas líneas aéreas, Avian opera desde el año pasado, pero no se presenta como “low”. Por el momento tiene vuelos cortos y con aviones pequeños, turbohélice. Andes y Norwegian, en tanto, sí son “low”. En noviembre pasado, la primera inauguró ruta a Tucumán y Jujuy y la noruega alista su negocio en la Argentina. El 14 de febrero hará un vuelo Londres-Buenos Aires-Londres, pero controlado por Norwegian Reino Unido. La operación local propia, con vuelos domésticos, comenzará a mitad de año.

El primer gran paso para el sector lo dará la propia Flybondi cuando sume a su operación los vuelos desde El Palomar y se abra la opción “low cost” para los viajeros Capital y el Gran Buenos Aires. Promete precios desde $425 para viajar a Mendoza, $1.188 para llegar a Bariloche, y $1.089 para ir a Salta, entre otros destinos. Y llevar todas las valijas.

Por Sebastian Catalano – InfoBae