Aerolíneas

AirAsia analiza lanzar su propia Criptomoneda.

AirAsia, una aerolínea de bajo costo en el sudeste asiático, está considerando ofrecer una Oferta Inicial de Criptomonedas (ICO) como parte de un impulso hacia los servicios financieros.

Tony Fernandes, CEO de la compañía valorada USD $ 3 mil millones y que cotiza en bolsa en Malasia, dijo en una entrevista que está analizando el potencial de realizar una ICO que recaudaría dinero al introducir su propia criptomoneda.

“Tenemos dos cosas que son muy interesantes que tendrán relevancia para las ICO: una, es nuestra tarjeta de lealtad, donde tenemos BIGPoints [puntos que se obtienen por “lealtad], y creo que esos BigPoints se pueden transferir fácilmente al Blockchain“, dijo Fernandes.

“Tenemos un producto que puede ser una moneda similar a nuestro programa Big Loyalty, y estamos construyendo una plataforma de pago para que ambas ideas puedan unirse bastante bien”. Con ello, el plan de acción de la aerolínea es desarrollar una criptomoneda propia que podría reemplazar su actual programa de recompensas y servir como moneda nativa en la naciente plataforma de servicios financieros de la empresa.

Fernandes se ha forjado una reputación como un hombre de negocios que está preparado para asumir riesgos y perseguir nuevas ideas. AirAsia fue pionera en el modelo de aerolínea de bajo costo en el sudeste asiático, donde cuenta con unos 65 millones de clientes registrados, y el propio Fernandes es dueño del club de fútbol inglés QPR y una vez fundó un equipo de Fórmula Uno.

Las ICO generaron más de USD $ 6 mil millones para nuevas empresas el año pasado, siendo el sudeste asiático y Singapur casos de particular crecimiento, emergiendo como centros criptográficos. Hasta la fecha, sin embargo, la mayoría de las ICO han sido realizadas por empresas jóvenes, por lo que, si optara por una ICO, AirAsia sería la empresa de consumo más establecida y de mayor valor en tomar esa ruta.

La aplicación de mensajería Telegram es un ejemplo interesante. A principios de este mes, la compañía cerró un financiamiento inicial de USD $ 850 millones como parte de una ICO, lo que equivale a unos USD $ 2 mil millones en total.

En este punto, no está claro cuánto podría recaudar AirAsia en una ICO.

La estrategia de Fernandes para AirAsia es pasar a los servicios financieros, ya que su objetivo es expandirse a 100 millones de clientes. Más allá de una plataforma de pago propuesta que haría que sus cabinas “no tengan efectivo“, Fernandes anunció esta semana que buscará ofrecer préstamos y servicios de seguros a sus usuarios con el objetivo de ayudar a emprendedores.

“El mundo está cambiando muy rápido, pero creo que tenemos la capacidad de innovar y pensar rápidamente en estas cosas. Las ideas se basan en nuestros datos y se basan en nuestro ecosistema“, dijo Fernandes y añadió:

“Me gusta la idea de una ICO porque simplemente me quita el costo de mi sistema. Así que me siento impulsado, no a tratar de dominar el mundo, sino a que, en primera instancia, todo el mundo compre en mi ICO“.

Los gobiernos de todo el mundo aún están descifrando las legalidades de las ICO, y la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense (SEC), en particular, investiga a las empresas ICO y los fondos de cobertura que invierten en ellas y otras criptomonedas.

Hasta ahora, en el sudeste asiático, los gobiernos no han introducido regulaciones. En Singapur, el Banco de Singapur y la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS) se han comprometido con la comunidad al tiempo que advierten a los inversores de los riesgos de comprar en ICO.

Fernandes sostuvo que AirAsia se encuentra en una posición sólida en cuanto a las conexiones gubernamentales y la regulación general de las aerolíneas.

“Estamos en la industria más regulada del mundo, por lo que sabemos cómo tratar con los reguladores y las reglamentaciones“, dijo.

AirAsia tendría que lidiar con la incertidumbre en torno al ofrecimiento de su propio token, a la vez que buscaría equilibrar a sus accionistas y su estado como una empresa que cotiza en bolsa.

Por: Robert Hazlitt – Diario Bitcoin