Aeropuertos

Los aeropuertos de Asia están cambiando nuestra forma de viajar.

Para quienes viajan constantemente, esto no es un secreto. Los aeropuertos pueden causar estrés y hacer de nuestra permanencia en ellos una experiencia una frustrante.

Sin embargo, Asia está revolucionando la experiencia en los aeropuertos utilizando tecnología avanzada y creando espacios altamente modernos.

Por ello no sorprende que Asia haya obtenido un premio de los Skytrax World Aiport Awards de 2018.

La pregunta es, ¿qué los distingue del resto del mundo?

Harriet Baskas —escritora experta en aviación y fundadora del sitio StuckAtTheAirport.com— señala las razones por las que tanto viajeros como el público no viajero desean pasar un día en el aeropuerto.

“Los aeropuertos asiáticos—particularmente el Aeropuerto Changi en Singapur y el Aeropuerto Incheon en Corea del Sur—han perfeccionado el arte de crear terminales que sirvan como ventanas a su propia cultura, arte, comida, entretenimiento y que sirvan como espacios tranquilos, espacios verdes y, por supuesto, para irse de compras”, dice Baskas.

La tecnología arrasa en Seúl

Los pasajeros que llegaron en febrero al Aeropuerto Incheon en Seoul (considerado el segundo mejor aeropuerto de todo el mundo), para los Juegos Olímpicos de Invierno de este año en Pyeongchang, fueron de los primeros en probar el modernizado Terminal 2, que abrió apenas unas semanas antes.

Así como una nueva expansión de la principal entrada internacional del país, los encargados de la remodelación diseñaron el edificio teniendo en cuenta las necesidades de pasajeros.

El eje del terminal es el Gran Pasillo, que consta de cuatro pisos. Decorado con granito y madera, destaca obras de artistas locales.

Pero la diversión comienza cuando un equipo de robots ayuda a pasajeros a ubicarse en el aeropuerto. Olvídate de encontrar un mostrador de información o un complicado mapa del aeropuerto. Estos amigables ayudantes escanean tu boleto de avión y te escoltan a tu terminal. Pueden conversar en cuatro idiomas: coreano, inglés, mandarín o japonés.

El mejor aeropuerto del mundo

Cuando de construir una experiencia única y mundialmente reconocida se trata, el Aeropuerto Changi de Singapur es un referente.

El mes pasado fue elegido el mejor aeropuerto del mundo por sexto año consecutivo, según Skytrax.

Según el presidente del aeropuerto, Lee Seow Hiang, el premio “estimula a seguir brindando la mejor experiencia a nuestros pasajeros”.

¿Qué es lo que lo distingue del resto de los aeropuertos?

La diferencia es la variedad de instalaciones de ocio que ofrece. Los cuatro terminales están repletos de tiendas, restaurantes y lugares para divertirse en lo que llegan o esperan por sus vuelos.

El terminal 3, explica Baskas, “tiene el tan famoso tobogán de varios pisos, un jardín de mariposas y varios otros espacios verdes”. Asimismo, los pasajeros que esperan por un vuelo pueden ir al cine. Es de esperarse que el tobogán atraiga a los niños que diariamente visitan el restaurante.

A la salida de Terminal 2, los pasantes se topan con el Jardín Encantado: una experiencia sensorial que incluye luces, caminos y sonidos activados por movimiento y esculturas de flor gigantescas.

El terminal 4, que abrió en 2017, ofrece el último en la tecnología automatizada.

Los pasajeros pueden registrarse en un quiosco e imprimir sus etiquetas de equipaje electrónicamente gracias a un sistema de reconocimiento facial que evita comprobaciones de identidad manuales.

Transportarse por un terminal es toda una experiencia, con un sistema automatizado con el que puedes registrarte con tu boleto y pasaporte de una sola vez. Al llegar al último punto de seguridad, los pasajeros no tienen que sacar sus equipos electrónicos de su equipaje gracias a escáneres computarizados.

El proceso de abordaje también es único gracias a puertas automatizadas y equipadas con un sistema de reconocimiento facial.

¿Qué sigue? Changi cuenta con abrir en el 2019 un terminal llamado Jewel (Joya en inglés), en donde la línea entre aeropuerto y la fantasía se difuminará aún más.

Japón: limpio y enfocado en el cliente

El sector aeronáutico japonés desde hace mucho está a la vanguardia.

Al toparse con que los aeropuertos urbanos lentamente eran acorralados por las grandes ciudades, Japón recurrió a construir aeropuertos en sus costas.

Por ejemplo, el Aeropuerto Internacional Kansai, en Osaka, abrió sus puertas en1994 y fue construido sobre una isla artificial.

Un tiempo después, Japón se convirtió en pionero tras incorporar trenes de alta velocidad en sus aeropuertos con tal de proveerle a sus pasajeros un viaje continuo a nivel nacional.

Hoy en día, los aeropuertos japoneses se están enfocando en la experiencia del viajero.

Otro aeropuerto que da mucho de qué hablar es el aeropuerto de Haneda, localizado cerca de Tokio, con sus tres terminales altamente eficientes. Un aeropuerto galardonado por Sktrax con cinco estrellas, fue posicionado como el tercer mejor aeropuerto del mundo, elogiado por su nivel de limpieza y comodidad, amabilidad de personal.

Más al sur, otro de los aeropuertos más famosos del país es Chubu Centrair, cerca de Nagoya.

Abrió en el 2005 y tiene un centro comercial organizado en calles. Asimismo, tiene una sorpresa que muy pocos aeropuertos ofrecen: una casa de baño para relajarse antes o después de un largo vuelo.

Beijing: un modelo para futuros aeropuertos

En China, en donde se piensa construir 136 aeropuertos antes del 2025, un monstruo de la aviación crece cerca de la capital china. El Aeropuerto Internacional de Daxing está destinado a reemplazar el Aeropuerto Capital de Beijing cuando se inaugure en 2019.

Imágenes recientes dan una idea del proyecto, el cual tendrá la capacidad de recibir 100 millones de pasajeros al año.

Su interior te permitirá caminatas cortas mientras te rodean plantas y jardines, haciéndote sentir que estás en el espacio.

Por Matt Falcus – CNN