La Industria

Airbus diseña una suite con zona de día y noche para su primera clase.

Un viaje empieza en el medio de transporte que elijamos para desplazarnos desde el origen hasta el lugar de destino pero, raramente, el medio de locomoción supera las comodidades y expectativas que nos aguardan en nuestro lugar de llegada. Esta teoría se va a desmontar en menos de dos años. El tiempo que necesita Airbus para inaugurar en sus aviones A350 y A380 sus cabinas, a modo de apartamentos con zonas diferenciadas para día y noche, “Day & Night First Class”.

Una zona exclusiva para cada cliente de Primera en la que podrá disfrutar de mesa de comedor y trabajo, pantalla personal, y asiento aerodinámico de clase superior en la zona calificada como de día y en la que además se podrá invitar a otra persona, colega, amigo, pareja…

La otra zona, la de noche, está diseñada para disfrutar del silencio, en un espacio con aislamiento acústico, con una cama de dos metros que ellos denominan “cama real”, como la de casa o del mejor hotel, con armario para guardar tus pertenencias y una pantalla personal de In Flight Entertainment. Diseñada por Airbus Interiors Services (AIS), cada una de las suites mide 3,4 m2, para uso individual y su función es ser especialmente versátil. Así, los pasajeros pueden trabajar, descansar y entretenerse con el máximo grado de confort, sin darse cuenta de que están a bordo de un avión.

Day & Night First Class

Aún no se ha decidido el precio de este servicio pero todo indica que estará más que justificado porque el disponer de un área privada y dividida en dos en un avión comercial es un lujo sin precedente.

Airbus, la compañía aeronáutica y espacial más grande de Europa, vuelve a ser pionera con esta iniciativa que busca satisfacer a sus clientes de primera clase. Su misión, según ellos mismos avanzan, es proporcionar aviones de pasajeros que se adapten mejor a las necesidades del mercado y apoyarlos con la más alta calidad de servicio. De ahí que sus modelos de avión más nuevos, los A350 y los A380, este último de dos pisos, hayan sido los seleccionados para poner en marcha este nuevo concepto de “hotel en el aire”.

Por: Cristina Acebal – Expansión