Aerolíneas

Alemania no sancionará a Lufthansa por el alza de precios tras la quiebra de Air Berlin.

La Oficina Federal de la Competencia de Alemania (Bundeskartellamt) no iniciará un procedimiento sancionador contra Lufthansa por subir los precios de los billetes de avión entre un 25% y un 39%, después de la quiebra de Air Berlin, ya que la entrada de easyJet en el mercado hizo que los precios “bajaran rápidamente” de nuevo.

El presidente de la Oficina Federal de la Competencia, Andreas Mundt, ha reconocido que los precios subieron entre un 25% y un 30% y que, incluso, en ciertas rutas las subidas fueron “mucho mayores”, confirmando que tuvo “una posición monopolística” durante varios meses en “algunas rutas domésticas alemanas”.

“Aunque el incremento del precio es considerable, no justifica el inicio de un procedimiento de abuso”, ha explicado Mundt en un comunicado, ante la rápida entrada en el mercado de la aerolínea británica que se quedó con los activos de la que fuera la segunda aerolínea alemana en el aeropuerto de Tegel-Berlín.

Competencia, que abrió una investigación ante las quejas por el alza de los precios, asegura que las rutas en las que hubo un incremento de precio tuvieron una disminución “considerable” de su capacidad por la quiebra de Air Berlin, lo que en su opinión, habría resultado en incrementos aunque hubiera una situación competitiva intacta.

La investigación de Competencia se hizo en base a los precios de más de 56.000 billetes de avión en 412 vuelos que cubrían las 13 rutas más transitadas de Alemania. Actualmente, el regulador asegura que los precios son similares a los que había antes de la quiebra de Air Berlin.

Por último, la autoridad de competencia alemana ha asegurado que no hay diferencia alguna respecto a si el precio subió por un algoritmo o por una mano humano. “El uso de algoritmos para determinar el precio no exime a una compañía de su responsabilidad”, ha concluido Mundt.

Por: EuropaPress