Aerolíneas

Autoridades indias investigan a director general de Air Asia por licencias.

El Buró Central de Investigación (CBI, en inglés) de la India ha abierto una investigación contra el director general de la aerolínea malasia Air Asia, Tony Fernandes, y otros altos cargos de la compañía por presionar al Gobierno para obtener sus licencias de vuelo.

“Hemos registrado un caso en contra suya y de otros (…) También contra el director de Air Asia en la India, Bangalore (sur), R. Venkatraman”, explicó hoy a Efe el portavoz del CBI, R.K. Gaur, quien confirmó que el caso está relacionado con la concesión de licencias a Air Asia en la India.

De acuerdo con la orden, a la que ha tenido acceso Efe, se acusa a Air Asia de presionar al Ejecutivo para obtener sus licencias de vuelo internacionales a pesar de que no cumplía con los requerimientos de la norma 5/20: cinco años de experiencia y una veintena de aviones.

Por ello, realizaron presiones a través de “medios no transparentes” para que esta norma fuese eliminada.

“El controlador real de Air Asia (India), Tony Fernandes, quería que la aerolínea volase internacionalmente desde el primer día y su socio local, Tata Sons, a través de su nominado R. Venkatraman, presionaría para lograr todas las aprobaciones del Gobierno”, dice la orden.

Además, el CBI cuestiona el funcionamiento de Air Asia India, sobre el papel una empresa mixta, como una “subsidiaria” operada en realidad “indirectamente” por la aerolínea malasia, a pesar de que las normas obligaban a que la gestión de las aerolíneas domésticas estuviese en manos de la parte india de la empresa, Tata Sons.

La aerolínea de bajo coste Air Asia despegó en 2001 y en la actualidad cuenta con una flota de 241 aviones Airbus A320 y Airbus A330, casi 20.000 empleados y llega a 137 destinos con 323 rutas internacionales y nacionales, operando casi 5.000 vuelos semanales, según datos de la compañía.

Por: EFE