Aerolíneas

Iberia arrebata a American Airlines el liderazgo del tráfico de pasajeros entre España y EEUU.

Iberia lidera por primera vez en años el tráfico de pasajeros entre España y Estados Unidos (EEUU). En plena batalla por crecer en el país norteamericano ante el desembarco de las aerolíneas de bajo coste, la compañía española ha logrado arrebatar a American Airlines el primer puesto del ranking como la firma que más viajeros mueve entre ambos países.

Según los últimos datos publicados por Aena, en los primeros cuatro meses del año Iberia ha transportado 294.435 pasajeros entre Madrid y EEUU, lo que supone un alza del 12,2% con respecto al mismo periodo del año pasado. Si se incluyen los datos de Level, la nueva aerolínea de bajo coste de IAG que está siendo operada por Iberia, el grupo supera los 324.000 pasajeros, lo que implica un crecimiento del 23% con respecto al mismo periodo del año pasado. Level empezó a operar desde Barcelona el dos de junio con una ruta a Boston. Por su parte, American Airlines, que opera en El Prat y Barajas, ha transportado 291.816 viajeros, un 2,3% más que entre enero y abril de 2017. Así, en el mismo periodo de año pasado, American Airlines trasladó unos 23.000 viajeros más que Iberia y cerró el año líder, mientras que este ejercicio está ciertamente por debajo.

Tras el fuerte alza registrado por Iberia se encuentra la estrategia de su presidente, Luis Gallego, de incrementar la presencia de la aerolínea en el mercado norteamericano con más rutas y precios más bajos. No en vano, la verdadera guerra entre el bajo coste y las aerolíneas tradicionales por el negocio del largo radio se está dando en EEUU, que es donde han empezado a volar Norwegian y Level. El segundo campo de batalla será Argentina, ya que la firma de bandera noruega tiene pensado empezar a volar a Buenos Aires desde Barcelona, tal y como hace ahora Level.

Por ejemplo, el año pasado Iberia empezó a volar a la Costa Oeste de EEUU con la apertura de una ruta directa a Los Ángeles. Tras el éxito de la conexión, en la que compite con Norwegian, la firma ha decidió reforzar su apuesta por California como destino con la apertura de una ruta a San Francisco, que se inauguró el pasado 25 de abril, y el aumento de los vuelos a Los Ángeles ya que empezará a operar la línea todo el año. En este sentido, la firma también ha decidido reforzar la ruta directa a Boston, que la recuperó en 2016.

Además de potenciar su presencia en el mercado norteamericano, Iberia ha lanzado una tarifa sin maleta para poder ofrecer unos precios más ajustados con los que competir directamente con las aerolíneas de bajo coste que vuelan entre España y EEUU. No hay que olvidar que Norwegian ha decidido dar un paso más en su ofensiva trasatlántica y empezará a volar al país norteamericano desde Madrid a partir de este verano, entrado así de lleno en el terreno de Iberia. La a tarifa sin maletas y sin asiento asignado, típica del low cost, está activa desde el pasado mes de abril en las rutas a Boston, Chicago y Dallas (esta última operada con American Airlines) y el objetivo de la firma es extenderla a todas las rutas de largo radio, prestando especial atención a los destinos americanos. Con esta nueva tarifa, que a diferencia de Norwegian sí que incluye la comida, el pasajero se podría ahorrar unos 80 euros en un vuelo a Boston si decide volar sin maleta.

La llegada del bajo coste al largo radio ha potenciado mucho el tráfico de viajeros entre ambos países. Y es que, más allá de las personas que han aprovechado las ofertas de Norwegian para cruzar el charco, las demás aerolíneas tradicionales norteamericanas también han impulsado su actividad, sobre todo desde y hacia Barcelona, donde el tráfico aéreo con Estados Unidos se ha casi duplicado.

Crecer en América Latina

Más allá de EEUU, Iberia tiene previsto aumentar su presencia en el resto del Nuevo Continente. Así, la compañía ha anunciado este año piensa expandir un 7 por ciento su oferta de asientos a América Latina con la suma de frecuencias, la apertura de nuevas rutas y el uso de aviones más grandes en algunos destinos. Por ejemplo, aprovechando la recuperación de Argentina como destino, Iberia elevará desde septiembre de 14 a 17 las frecuencias semanales de la ruta entre Madrid y Buenos Aires. La compañía de bandera española controla el 43 por ciento del tráfico de pasajeros entre ambos países y con la llegada de Level al destino apenas ha caído un 1,2%.

En esta línea, la compañía también elevará de siete a diez las frecuencias de sus vuelos a Santiago de Chile (Chile) a partir de junio y a Bogotá (Colombia) en septiembre. A Río de Janeiro pondrán una quinta frecuencia semanal y aumentará los vuelos a Guatemala, que pasarán de cuatro a siete, incluyendo tres escalas en Managua. Iberia también ha redoblado su apuesta por México, donde llega a realizar tres vuelos al día. En lo que va de año ha transportado un 6 por ciento más de pasajeros.

Por: África Semprún – El Economista

Foto: Aleski Tihula