Aerolíneas

Todas las aerolíneas mexicanas sufren pérdidas a inicios de 2018.

Las principales aerolíneas mexicanas no están pasando por su mejor momento. La pelea por ofrecer el mejor precio para los viajeros y el incremento en los precios del combustible afectan a sus resultados financieros desde el año pasado y han hecho caer los precios de sus acciones.

Los gastos por combustible, que representan prácticamente un cuarto de los costos totales de una aerolínea, crecieron a doble dígito. En el caso de Volaris, se incrementaron 26% con respecto al año anterior, a 7,255 millones de pesos (mdp), al cierre de 2017, el mayor ritmo desde que la aerolínea tiene registro. En este mismo rubro, Aeroméxico destinó 14,992 mdp, un aumento de 34% en 2017.

Interjet y VivaAerobus —que a diferencia de Aeroméxico y Volaris no cotizan en Bolsa— no son la excepción. Interjet registró un aumento de 31% en el gasto por combustible al cierre del año pasado.

“Tanto el año pasado como este trimestre se ven resultados débiles, básicamente por los incrementos en el precio del petróleo. Aunque el tipo de cambio se apreció, es un golpe que también le pega a la rentabilidad de las aerolíneas”, comentó una fuente experta en el sector, que por políticas empresariales pidió el anonimato.

De enero a marzo de este año, Volaris, Aeroméxico, Interjet y VivaAerobus ampliaron o continuaron con pérdidas. Volaris registró una pérdida de 1,118 mdp de enero a marzo de 2018, frente a los 1,318 mdp del mismo lapso del año previo. Le siguió Aeroméxico, que amplió sus pérdidas de 328 mdp a 722 mdp en el primer trimestre de este año.

En tanto, las pérdidas de Interjet retrocedieron sólo cuatro millones de pesos a tasa anual, a 593 mdp en los primeros meses de 2018. Y VivaAerobus ahondó sus pérdidas de 23 mdp a 37 mdp.

Además, en el caso de Volaris y Aeroméxico, que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), sus acciones cayeron a lo largo de este año un 29% y un 12%, respectivamente.

“México está con retos muy importantes en el sector. La competencia es muy intensa. Tanto es así que en este país es donde se logra menor rentabilidad dentro de las aerolíneas de Latinoamérica, y eso es porque es una competencia feroz”, comentó José Alfonso Lozano García, director de asuntos corporativos de Volaris.

Un indicador que refleja esta competencia férrea son los yields, el rendimiento tarifario. Tanto Volaris y Aeroméxico, que se disputan el liderato en el mercado nacional, recortaron sus yields alrededor de 12% y 4% anual en el primer trimestre de 2018.

“Este fue un trimestre retador para la industria aérea mexicana, con incrementos significativos en los precios del combustible y un aumento en la competencia”, dijo Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, durante una llamada con analistas tras presentar sus resultados trimestrales.

Por: Adrián Estañol – Expansión