La Industria

Airbus y Bombardier cierran su alianza para impulsar el programa C Series.

Airbus y Bombardier completarán en julio su alianza estratégica por la que el constructor aeronáutico europeo adquirirá el 50% de la sociedad C Series Aircraft Limited Partnership (CSALP), encargada de la producción del programa C-Series de pasillo único, un segmento del mercado de aeronaves de 100-150 plazas que se espera aporte más de 6.000 nuevos aviones los próximos 20 años, publicó EuropaPress.

La operación, iniciada en octubre de 2017 y que se esperaba cerrar en la segunda mitad de 2018, ya ha recibido las autorizaciones reguladoras necesarias para el cierre de la transacción. Debido al temprano cierre del acuerdo, los términos de la operación se han actualizado siguiendo un nuevo calendario para su financiación, que ambas empresas han detallado en un comunicado conjunto.

Tras la adquisición, Bombardier poseerá el 31% de la filial, mientras que Investissement Québec (IQ) controlará el 19% restante. Esta operación convierte a Airbus en principal accionista de la sociedad productora del programa C Series en un momento de riesgo para su negocio de pasillo único.

La nueva distribución permitirá a Airbus escoger al nuevo director de C-Series. El fabricante francés contará además con una representación mayoritaria en la administración de la filial.

La sede central, el equipo directivo y la principal cadena de montaje estarán radicadas en Mirabel, Quebec, un actividad que suma unos 2.200 empleados y subcontratistas.

En mayo de 2015, Airbus y Bombardier confirmaron que exploraban un negocio conjunto, para ayudar a la comercialización del programa C Series, ante sus retrasos, aunque posteriormente interrumpieron sus negociaciones. Se espera que la experiencia en la cadena de suministro de Airbus genere ahorros significativos en los costos de producción de la Serie C.

NUEVO CALENDARIO DE FINANCIACIÓN

Según el nuevo calendario acordado, Bombardier financiará los déficit de efectivo de la sociedad CSALP, si es necesario, hasta un máximo de 225 millones de dólares (191 millones de euros) durante la segunda mitad del año.

Asimismo, durante 2019 financiará hasta un máximo de 350 millones de dólares (297 millones de euros) y a lo largo de los siguientes dos años otros 350 millones en consideración por las acciones participativas sin derecho a voto de CSALP, con dividendos acumulativos del 2%.

Cualquier exceso de déficit durante estos periodos será compartido proporcionalmente entre los accionistas de la sociedad CSALP, que se consolidará en Airbus a partir del próximo 1 de julio.

“Estamos convencidos de que la incorporación de la C Series a nuestra oferta global de productos aeronáuticos supone para Airbus, sus clientes y accionistas un valor considerable”, ha afirmado el consejero delegado del consorcio aeronáutico europeo, Tom Enders.

SE ABRIRÁ UNA SEGUNDA LÍNEA DE MONTAJE

El acuerdo permite a Bombardier acceder a la factoría de Airbus en Alabama, Estados Unidos, lo que permitiría al fabricante canadiense sortear los aranceles y comercializar sus productos en territorio estadounidense. Asimismo, incluye la apertura de “una segunda línea de montaje”.

Además, Airbus suministrará a Bombardier en Canadá y Europa y comercializará sus modelos de pasillo único. Durante el año 2017 se entregaron 17 aviones y de cara al ejercicio actual se espera doblar el número de entregas.

“Estamos en condiciones de abrir nuestros horizontes y ayuda a nuestros clientes a acceder al mejor avión en este segmento”, ha señalado el presidente y consejero delegado de Bombardier, Alain Bellemare, tras este cambio en la estructura societaria de CSALP.