Aerolíneas

El Boeing 737 MAX cumple un año en la flota de la aerolínea Norwegian.

Este viernes se cumple el primer aniversario de la entrega a Norwegian de los dos primeros Boeing 737 MAX, una evolución del modelo 737 con un 18% menos de coste de combustible y una mayor autonomía de vuelo, que le permite unir destinos entre las costas atlánticas de Europa y EEUU, con el que en estos 12 meses han transportado a más de 300.000 pasajeros.

Norwegian, que fue el primer cliente europeo de este modelo, vuela, en estos momentos, las rutas más largas del cualquier operador del MAX, con vuelos de 3.000 millas náuticas de Nueva York a Bergen, Belfast, Dublín, Edimburgo y Shannon, y de Providence (Rhode Island) a Belfast, Cork, Dublín, Edimburgo y Shannon.

Como parte del plan de modernización de la flota de Norwegian, el 737 MAX también irá progresivamente substituyendo las unidades más antiguas del 737-800 en las rutas de corto radio.

Norwegian cuenta en este momento cuenta con siete unidades de dicho modelo en su flota, con un pedido firme de otros 109 aparatos. Sólo en 2018, Norwegian recibirá doce unidades del MAX.

Coincidiendo con el aniversario, Norwegian ha anunciado la instalación de nuevas butacas Recaro BL3710 en su flota de MAX. La compañía acaba de recibir su primera unidad (la séptima de su flota) con la nueva cabina dotada de dichas butacas.

Las butacas Recaro BL3710 están diseñadas para proporcionar una mayor comodidad en rutas largas y también para proveer de un mayor espacio a aquellos pasajeros más altos (un espacio de pierna de 30 pulgadas y una anchura de 16,8 pulgadas), y representan un perfecto equilibrio entre peso y comodidad pues cada butaca pesa un kilo menos que el modelo precedente, lo cual reduce el peso del avión en aproximadamente 200 kilos, y redunda en un menor consumo de combustible. También instalará las nuevas Recaro en los otros seis MAX entregados previamente.

Por EuropaPress

Foto: Jose Luis Guerrero – Iberian Spotters