Incidentes y Accidentes

El relato de los pasajeros de un vuelo de Qantas que cayó en picada durante 10 segundos.

Un superjumbo A380 de Qantas Airways repentinamente perdió altura durante unos 10 segundos a más de 30,000 pies sobre el Océano Pacífico después de volar a través de la estela de otro avión, publicó Univision.

Dos horas después de despegar de Los Ángeles hacia Melbourne la noche del 10 de junio, el vuelo QF94 se vio afectado por la estela de otro A380 de Qantas que se dirigía a Sydney, dijo la aerolínea australiana en un comunicado. Los aviones estaban separados por 20 millas náuticas y 2,000 pies de altura.

La pasajera Janelle Wilson dijo al Daily Mail que gritó cuando el avión entró en caída en picada o un descenso directo hacia el océano’ durante unos 10 segundos.

“De repente, el avión pasó por una violenta turbulencia y luego se acabó por completo y nos caímos en picada”, dijo Wilson al periódico The Australian.

“Todos fuimos levantados de nuestros asientos inmediatamente y estábamos en caída libre. Fue esa sensación de cuando estás en la cima de una montaña rusa y caes”, explicó.

“La mujer que estaba sentada a mi lado y yo, gritamos y nos tomamos de las manos. Simplemente esperé, pero pensé con absoluta certeza que íbamos a estrellarnos. Fue aterrador”, contó.

En un comunicado, Qantas dijo que el incidente fue causado por “turbulencias inesperadas”.

“Existen salvaguardas para reducir la probabilidad de encuentros de estela turbulenta, pero es difícil de eliminar por completo”, dijo la aerolínea.

Qantas indicó que una turbulencia inesperada es la razón por la que siempre recomiendan que los pasajeros tengan el cinturón de seguridad bien abrochado en todo momento.

La ‘turbulencia de estela’ fue supuestamente creada por otro avión que volaba adelante.

Eddie McGuire, un reconocido presentador de televisión australiano iba en el vuelo y describió lo que vivió a bordo de la nave. “Hubo una caída, tenía la sensación de estar pasando por una montaña rusa”, dijo al programa Today.

Aunque la turbulencia fue “un shock”, McGuire dijo que el capitán y el personal de Qantas estuvieron “fantásticos”.

“El capitán subió y nos dijo a todos inmediatamente lo que había sucedido. Que nos relajáramos, que ya estaban en contacto con control aéreo para buscar una ruta diferente”, dijo.

Foto: James Mellon – AviaColour