Aerolíneas

Precios de boletos de avión están a punto de subir.

El aumento de los precios del combustible está afectando las ganancias de las aerolíneas. Eso quiere decir que las aerolíneas cobrarán tarifas aéreas más altas.

Es difícil predecir qué servicios serán más caros o cuándo aumentarán las tarifas, pero el mensaje de los principales operadores es unánime.

“Los consumidores pagarán más para viajar debido a los mayores costos de combustible”, dijo Henry Harteveldt, analista de viajes y fundador de Atmosphere Research Group. “Creo que afectará los viajes de verano para las personas que aún no han reservado sus vuelos”, aseguró.

Las aerolíneas tienen algunas formas de aumentar los gastos de combustible, explicó. Algunos pueden aumentar las tarifas base hasta en 10 dólares, especialmente en vuelos de larga distancia o asientos de clase ejecutiva. Otros pueden agregar recargos por combustible o vender menos asientos a los precios más bajos.

A principios de esta semana, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, un grupo de la industria global, recortó su previsión de beneficios para 2018 en un 12%, culpando a los crecientes costos de combustible y a la mano de obra.

El crudo Brent, el índice de referencia mundial del petróleo, ha subido un 12% este año a alrededor de 75 dólares por barril.

Los operadores ya le están diciendo a Wall Street que los viajeros deberían prepararse para precios más altos.

“Si los precios del combustible se van a detener aquí, esperaría ver tarifas más altas para los consumidores”, dijo a los analistas el gerente general de American Airlines, Doug Parker, en abril.

Delta Airlines redujo su pronóstico de ganancias este miércoles. Explicó que los precios del combustible aumentaron alrededor del 50% respecto del año pasado y del 12% desde el comienzo del trimestre.

La compañía insinuó que las tarifas más altas estaban por venir.

“Tenemos que ser un negocio al que se le pague el costo de nuestro producto”, dijo a los analistas el gerente general de Delta, Paul Jacobson. “Cuando el costo de ese producto cambia, tenemos que adaptarnos al entorno de demanda y los precios adecuados”, agregó.

United Airlines también alista tarifas más caras. “Cuando los precios del combustible suben, las tarifas tienden a subir, lo cual es natural en la mayoría de las empresas”, dijo su presidente Scott Kirby en una conferencia la semana pasada. “Eso sucede ahora, finalmente, en la industria de las aerolíneas”, puntualizó.

La demanda del servicio de las aerolíneas ha aumentado esta temporada de viajes de verano por la fuerte economía de Estados Unidos y un saludable crecimiento internacional. Asimismo, las aerolíneas no han agregado mucha más capacidad.

“Hay mucha gente esperando un pequeño aumento en los boletos. Eso siempre lleva a precios más altos”, dijo Harteveldt.

Pero la fuerte competencia entre los operadores debería limitar las fluctuaciones extremas de los precios: “Saben que si aumentan las tarifas demasiado, la demanda disminuirá”.

Por Nathaniel Meyersohn – CNN