Aerolíneas

Presidente de American Airlines: “Estamos muy entusiasmados de obtener la aprobación del JBA con Latam”.

Un año se cumplió el viernes desde la primera audiencia pública de la investigación que lleva a cabo el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC). Esto, para evaluar los efectos en el mercado chileno que traerán los acuerdos que firmaron en 2016 Latam Airlines con American Airlines e IAG, matriz de British Airways e Iberia. A la espera que el tribunal antimonopolio dé luz verde al Joint Business Agreement (JBA), y tras visitar Brasil, arribó a Chile la semana pasada el presidente de American Airlines Group, Robert Isom, para entre otras actividades, reunirse con los controladores de Latam.

En entrevista con PULSO, el máximo ejecutivo del grupo aeronáutico reconoce que este acuerdo es solo el gran inicio de una alianza con la aerolínea chilena que esperan seguir profundizando. En ese contexto, cree que el fallo que entregará proximamente el TDLC será favorable para las compañías, como también lo ha sido en otros países de la región. Pese a su optimismo, es cauto a la hora de hablar de plazos, pero espera el próximo año ya contar con el acuerdo.

Por otra parte, ahonda en la competencia cada vez mayor entre las aerolíneas tradicionales y las denominadas low cost. Dice que la compañía está cómoda con su modelo de negocios y con la competencia, porque han logrado ser eficientes y rentables.

¿Se ha demorado mucho el TDLC en revisar y aprobar este acuerdo?

-Apreciamos el trabajo que el TDLC está haciendo y anticipamos un resultado favorable. Estamos emocionados respecto a nuestra actual relación con Latam, y estamos aún más emocionados acerca del potencial de JBA. Ya hemos recibido la aprobación regulatoria en un número de países en Sudamérica y ahora estamos esperando en Chile, y estamos muy entusiasmados de obtener la aprobación. Una vez que la tengamos, avanzaremos en Estados Unidos y esperamos ser capaces de instituir el JBA en algún momento del próximo año, ojalá.

¿Hay mucho mito respecto de cómo va a operar este acuerdo?

-No. Tenemos una tremenda cantidad de experiencia en otros JBA’s, tenemos una relación con IAG, y otras aerolíneas, y lo que hemos visto es que una vez que somos capaces de trabajar juntos, cuando accedemos a los beneficios de una tremenda red juntos, vemos un número de cosas y una es que somos capaces de incrementar los servicios y una segunda es que nuestros clientes tienen acceso a una red mucho mayor y a precios más bajos.

¿Qué postura tomarán si el TDLC rechaza este alianza? ¿Les complica si se aprueba con muchas condiciones, distintas a las que ustedes propusieron?

-No especularemos, solo quiero confirmar que una relación entre American y Latam sería beneficiosa para el mercado y para nuestros clientes y estamos muy confiados de que nuestro caso tendrá una revisión exitosa.
¿Esperan profundizar más allá de este JBA la alianza con Latam?

-Bueno, el JBA nos permitirá eso. Creo que ese es un gran inicio, ser capaces de sentarnos y pensar acerca de lo que nuestros clientes necesitan, lo que ellos quieren, y ser capaces de entregar esos servicios y ser capaces de hablar acerca de cómo hacer eso. Creo que será un gran inicio.

¿Cuál es la estrategia que tomarán con Chile?

-Estamos muy satisfechos con el servicio que proveemos a través de Miami y Dallas/Fort Worth a Santiago. Hemos hecho recientemente inversiones muy grandes en nuestra flota, con reconfoguraciones de nuestros 777 y también invirtiendo en nuevos aviones 787 y estamos encantados de traerlos al mercado local y es la oportunidad de presentarlos, especialmente en conjunto con Latam en el futuro. Y buscaremos incrementar el nivel de servicio a través de distintos tipos de aviones, clases más grandes de aviones o frecuencias adicionales y potencialmente tener acceso a otros puntos de nuestra red u otros hubs en los Estados Unidos también.

¿Les interesa profundizar su presencia en América Latina?

-Por supuesto, estamos mirando en todo Sudamérica. En Chile hemos estado 27 años y estamos haciendo inversiones.

¿Qué tipo de inversiones?

-Recientemente abrimos una nueva dependencia técnica en Santiago que beneficiará nuestra capacidad para hacer las mantenciones a nuestros aviones mientras pasan el día y antes de regresar a Estados Unidos. Y además de nuestro servicio de pasajeros, también tenemos nuestro servicio de carga y vemos nuestros servicios creciendo a medida que crece el tamaño de nuestros aviones y estamos muy satisfechos con los resultados que hemos visto últimamente.

¿Cómo ve la competencia entre las aerolíneas low cost y las tradicionales por el negocio de largo alcance?

-Tenemos mucha experiencia desde el servicio que entregamos en nuestro propio mercado doméstico en los Estados Unidos y estamos bien posicionados con toda nuestra red y nuestros hubs, y somos capaces de proveer a nuestros clientes oportunidades en términos de conexión y de cantidad, a través de nuestra red, las alianzas, nuestro programa de lealtad, nuestro programa avanzado, etc, son todas herramientas muy efectivas en términos de ofrecer a nuestros clientes valor por lo que pagan. Así que estamos muy preparados y somos muy exitosos compitiendo con las aerolíneas locales, así como las más aerolíneas más costosas.

Pero pareciera que la industria está transitando hacia ese modelo. Hay algunas aerolíneas low cost que han comenzado a ofrecer vuelos de largo alcance.

-Creo que tenemos que estar atentos a las demandas de los clientes, y buscar lo que los clientes quieren. Sabemos que algunos clientes quieren los productos más básicos y sólo viajar en base al precio, pero también sabemos que otros clientes quieren servicios más rápidos y ellos valoran el servicio premium que ofrecemos por los programas. Las aerolíneas americanas atienden a casi medio millón de cliente al día, así que pensamos que tenemos que ser capaces de servir a la vasta mayoría de las personas y creemos que eso, en términos de nuestro modelo de negocios, es efectivo y seremos rentables al ejecutarlo. Por supuesto que eso significa que otros estarán compitiendo con nosotros y le damos la bienvenida a eso.

Para American Airlines, nosotros estamos muy cómodos compitiendo, no importa lo que pase y tenemos los recursos. Afortunadamente hemos sido rentables, así que podemos proveer un producto de clase mundial y podemos estar seguros que cuidamos a las comunidades, a las que servimos y además, lo más importante, podemos cuidar y proveer a los miembros de nuestro equipo. El negocio de las aerolíneas siempre ha sido increíblemente competitivo y necesitamos estar preparados y ciertamente anticiparnos, pero el negocio de las aerolíneas siempre será ultra competitivo.

Por: Carla Cabello – La Tercera