Aerolíneas

Aeroméxico y Emirates, la “guerra” por los cielos mexicanos.

La ‘guerra’ entre Aeroméxico y Emirates ha escalado hasta el terreno legal aún antes de que la aerolínea con sede en Dubái obtenga autorización alguna para comercializar vuelos en México.

La aerolínea Emirates ni alguna otra empresa extranjera ha recibido el aval de la autoridad aeronáutica para operar una ruta al amparo de la quinta libertad – que permite a las aerolíneas hacer una escala en el país para vender boletos y tomar pasajeros, correo y carga, y continuar su vuelo a una tercer nación-, de acuerdo con una respuesta de la Dirección General Adjunta de Transporte y Control Aeronáutico.

El pasado 16 de mayo, Aeroméxico anunció que suspendió indefinidamente la ruta Ciudad de México-Barcelona , que iniciaría en noviembre de este año, debido a que a Emirates Airlines le fueron otorgadas quintas libertades que le permitirían ofrecer vuelos entre México y España como si se tratara de una línea aérea del país.

Hasta el momento, la autoridad mexicana no ha aclarado si tiene una solicitud de Emirates en proceso para utilizar este tramo con conexión a Dubái al amparo de la quinta libertad, únicamente que no la ha otorgado.

En junio pasado, Aeroméxico interpuso una demanda ante el 14 Juzgado de Distrito en Materia Administrativa en México para evitar que Emirates opere dicha ruta. La aerolínea mexicana impugna en su amparo el convenio sobre servicios aéreos entre México y los Emiratos Árabes Unidos que fue firmado en 2012 y aprobado por el congreso tres años más tarde. Dentro de este convenio, posteriormente, se anexó un cuadro de rutas en el que se abrió la posibilidad de usar la quinta libertad a las aerolíneas de ambas naciones.

“Las aerolíneas designadas podrán ejercer derechos de tráfico de quinta libertado únicamente cuando sea acordado y autorizado previamente por las autoridades aeronáuticas de ambas partes contratantes”, se lee en los anexos del convenio publicado en junio de 2015.

Aeroméxico ha reiterado que no está en contra del uso de estas libertades por parte de otras aerolíneas, sino que en este caso se trata de una competencia desleal al ser una aerolínea supuestamente subvencionada.

Esta disputa no es exclusiva de la aerolínea mexicana. En Estados Unidos, American Airlines, United Airlines y Delta Airlines, propietaria de 49% de Aeroméxico, conformaron un frente contra las aerolíneas Emirates, Etihad y Qatar por presuntamente recibir multimillonarios subsidios gubernamentales que les permitirían ofertar boletos a precios por debajo del mercado. Sin embargo este punto no ha sido del todo demostrado por las estadounidenses.

En este año, el Gobierno estadounidense llegó a un primer acuerdo con las aerolíneas del Golfo para terminar con esta vieja disputa. Entre los puntos del acuerdo destacan el que las aerolíneas Emirates, Etihad y Qatar se comprometieron a transparentar sus reportes financieros bajo estándares internacionales, así como a no abrir nuevas rutas transatlánticas bajo el amparo de la quinta libertad. Sin embargo, no existe algún impedimento para que Emirates o Etihad extiendan su servicio en el mercado estadounidense.

Cada vez más aerolíneas estadounidenses de menor tamaño son dependientes de la infraestructura aérea de dichas empresas. Entre éstas se encuentran JetBlue Airways y Alaska Airlines que tiene un código compartido con Emirates para alimentar su red doméstica con pasajeros extranjeros.

Por: Adrián Estañol – Expansión

Foto: Charles Cunliffe