La Industria

Boeing gana a Airbus la primera batalla comercial del año.

Boeing y Airbus han medido sus fuerzas esta semana en la feria aeronáutica de Farnborough (Londres), la primera gran ocasión del año para calibrar la salud comercial de ambos gigantes. Tras una semana de frenética exhibición de acuerdos, el resultado ha sido favorable a la corporación norteamericana, que ha sumado pedidos valorados en 98.400 millones de dólares (84.830 millones de euros), frente a los 63.070 millones de dólares (56.510 millones de euros) de su gran rival.

Boeing ha logrado 673 pedidos y compromisos de compra de aviones, además de 2.100 millones de dólares en contratos de servicios, un área de negocio con gran proyección, en la que los fabricantes acaban obteniendo ingresos más elevados que por la producción de aparatos.

“Marcar el ritmo”

“Hemos marcado el ritmo” y consolidado a la compañía como “líder global del sector aeroespacial”, aseguró su presidente, Dennis Muilenburg, para dejar claro que el fabricante norteamericano ha sido, al menos en Farnborough, el líder del sector.

Airbus, que se encuentra en pleno proceso de relevo de la cúpula directiva y en el centro del debate en torno a las incertidumbres por la salida de Reino Unido de la UE (Brexit), cerró órdenes para 431 aeronaves y pudo apreciar el “enorme apetito” del mercado, aseguró su director comercial, Eric Schulz.

Al margen de la batalla de cifras entre los fabricantes hegemónicos, los catálogos de venta muestran un resurgimiento de la demanda de aviones de carga y la consolidación de los modelos de pasillo único 737, de Boeing, y A320, de Airbus.

Entre las aerolíneas más activas en las adquisiciones destacó VietJet, que se comprometió a adquirir 100 aviones a Boeing y otros 60 a Airbus. Más relevante aún fue la cantidad de anuncios de pedidos en las que se ocultó el nombre de la aerolínea, unos 400.

La industria atribuye el secretismo al temor de aerolíneas chinas y del conjunto de Asia a dar visibilidad a sus acuerdos con un gigante norteamericano como Boeing, en un momento de agravamiento de la tensión comercial.

Boeing aprovechó la feria para presentar su informe anual de previsiones para los próximos 20 años. Las perspectivas mejoran e incluyen una demanda de casi 43.000 aviones en dos décadas valorados en 6 billones de euros. Si se suman los ingresos por servicios, el mercado global alcanza un valor de casi 13 billones.

Por Expansión

Foto: Royal S King