Aerolíneas

Tras la eliminación de la banda mínima, Aerolíneas Argentinas sale a competir contra las low cost.

Horas después de que se publicara en el Boletín Oficial la normativa que suprime el mínimo de banda tarifaria para vuelos de cabotaje a partir del 1 de agosto – 14 días antes de lo previsto inicialmente- Aerolíneas Argentinas anunció que por una semana reducirá aproximadamente en un 50% el costo de los pasajes por tramo y adquiriendo ida y vuelta con 30 días de anticipación.

Según fuentes de Aerolíneas Argentinas, la promoción para volar hacia todo el país desde $499 pesos finales regirá desde mañana a las 00 hasta el 8 de agosto e incluirá las más de 60 rutas que cubre la aerolínea de bandera.

Entre los destinos que quedarán en $499 están Buenos Aires-Córdoba (hoy la tarifa más baja es de $1225) y Bahía Blanca-Buenos Aires, mientras que hay otros debajo de este precio como Buenos Aires-Paraná, a $399, Córdoba-Mendoza, a $391, Buenos Aires-Mar del Plata a $433, Buenos Aires-Rosario,a $341 (hoy la tarifa más baja es de $771) y Buenos Aires-Santa Fe, a $374.

Estas tarifas no incluyen la valija para despachar aunque sí el carry on hasta 8 kilos, el catering en vuelos de más de 2 horas, el check in en mostrador y el acceso al entretenimiento a bordo. Si se quiere sumar una valija y se anticipa vía web, se cobra $399 extra y si es en mostrador $650.

De esta forma, lo que se busca es ampliar el espectro de pasajeros y llegar a aquellos que hoy no viajan en avión y se movilizan por ejemplo en auto, el objetivo primario de las low cost.

Los pasajes se pueden comprar en todos los puntos de venta como agencias de viaje y se pueden abonar en hasta 12 cuotas a través de más de 30 bancos y los socios Aerolíneas Plus pueden canjear millas para acceder a estas ofertas o sumar millas más pesos.

En cuanto a las expectativas de facturación, la compañía apunta a duplicar o triplicar las ventas de la tarifa promocional contra igual semana del año pasado y anticiparon que si bien entre el 1 y el 8 de agosto las tarifas van a ser más agresivas, el precio mínimo va a fluctuar todo el tiempo. “Estas promociones se van a ir apagando y prendiendo, pero la política va a ser constante. La eliminación de la banda mínima nos permite jugar más con los precios”, agregaron.

Por: María Julieta Rumi – La Nación

Foto: Pilot Andy Photography