Incidentes y Accidentes

Un Airbus A380 debe regresar a Sídney tras presentar problemas con una de sus puertas.

Un agudo pitido en pleno vuelo hizo que un Airbus A380, el avión de pasajeros más grande del mundo, regresara al aeropuerto del que había despegado.

El incidente se produjo este martes a bordo del avión de la aerolínea Qantas que cubría el vuelo QF7 entre Sídney (Australia) y Dallas (EE.UU.) y fue ocasionado por el mal funcionamiento de la junta de una puerta, según The Sydney Morning Herald.

Un portavoz de Qantas indicó que el ruido que producía la puerta era muy fuerte, por lo que “el capitán decidió regresar a Sídney en interés de la comodidad de los pasajeros”. “La presión de la cabina se mantuvo en todo momento y la aeronave aterrizó de manera segura y sin incidentes”, afirmó el representante de la compañía.

El A380 tomó el rumbo de retorno unas dos horas después de haber despegado. Durante el vuelo de regreso a Sídney, la aeronave tuvo que descargar una cantidad considerable de combustible a lo largo de la costa con el fin de reducir el peso para aterrizar.

Por RT

Foto: Paul McCarthy