La Industria

Entregas de Boeing 737 repuntan en agosto a 48, enfocados en recuperar el cronograma de este año.

Boeing informó este martes que en agosto entregó 48 de sus aviones 737 de pasillo único líderes en ventas, repuntando desde el mínimo en años de 29 aeronaves entregadas en julio.

Las entregas del mayor fabricante de aviones del mundo se han retrasado debido a la acumulación de aviones sin terminar en su planta de Renton, en Washington, como resultado de cuellos de botella en la producción de sus proveedores que han interrumpido la fabricación.

El 737 de Boeing y el A320 de Airbus, ambos de la familia de aviones de pasillo único, son la gallina de los huevos de oro de los dos principales fabricantes de aviones del mundo.

“Nuestro equipo logró un buen progreso en agosto y estamos enfocados en recuperar completamente el cronograma de entregas para fin de año”, dijo el portavoz de Boeing, Paul Bergman.

Las entregas mensuales de 737 totalizaron 48 aeronaves, frente a las 50 de hace un año, dijo Boeing. El total de entregas de aviones fue de 64 en agosto, en comparación con 66 unidades el año anterior y 39 unidades en julio. Los pedidos netos totales del año hasta agosto fueron de 581 aviones, frente a 487 solicitudes de aviones registradas hasta fines de julio.

Si bien las cifras de envíos mensuales pueden fluctuar, dan una idea de cuán lejos está el programa de entregas de Boeing de la meta de producción de 52 naves de fuselaje angosto por mes. Las entregas son clave para los fabricantes porque es cuando las aerolíneas pagan la mayor parte de lo que deben por los aviones.

El analista de Morgan Stanley Rajeev Lalwani dijo que las entregas de los 737 estuvieron por encima de su estimación de 30 a 35 unidades, lo que lo hacía sentir más seguro acerca de la capacidad de Boeing para alcanzar sus objetivos del 2018.

Los problemas en Renton, ante la escasez de motores y fuselajes luego de que Boeing aceleró la producción a niveles récord en junio, probablemente afecten los resultados del tercer trimestre y amenazan con obstaculizar los esfuerzos de la compañía por subir las tasas de fabricación en 2019, dijeron analistas después de reuniones en Seattle la semana pasada.

Boeing atribuye en gran medida el bloqueo en la producción a la escasez de fuselajes de Spirit AeroSystems Inc, con sede en Wichita, Kansas, y de motores de CFM International Inc, una empresa de la francesa Safran y General Electric Co.

Por Reuters