Aerolíneas

Moody’s avisa del impacto “negativo” para las aerolíneas europeas de un Brexit sin acuerdo.

La salida de Reino Unido de la Unión Europea sin un acuerdo bilateral entre el país y la UE puede tener un impacto “significativamente negativo” en las aerolíneas europeas, ha advertido hoy la agencia de calificación Moody’s en un informe publicado este jueves.

Las compañías aéreas más expuestas a una salida británica de la UE sin pacto son British Airways (Baa3 estable), easyJet (Baa1 estable), Thomas Cook Arlines (B1 estable), TUI (Ba2 positiva), además de Ryanair y Virgin Atlantic que no disponen de calificación de la agencia, según Moody’s, que apunta que Norwegian Air Shuttle (sin calificación) está menos expuesta aunque su débil liquidez la deja en una posición “más sensible”.

En términos generales, una línea aérea estará menos expuesta si tiene un modelo operativo y una estructura de costos más flexible, una mayor diversificación y una escala de la red, y sobre todo, si ha comenzado a implementar medidas de contingencia.

“La fuerte liquidez de British Airways, easyJet y Ryanair debería permitirles capear el impacto financiero de un Brexit sin acuerdo, incluso si los vuelos se ven interrumpidos por un período prolongado”, apunta el citado informe.

Sin embargo, un deterioro sostenido de la liquidez y las métricas clave, como el apalancamiento bruto o la cobertura del flujo de efectivo podrían dar lugar a acciones de calificación negativas.

“Si los riesgos se materializan, las implicaciones financieras podrían ser severas en el corto plazo, pero modestas a largo plazo porque más tiempo debería permitir llegar a acuerdos integrales y las aerolíneas ajustar sus operaciones”, apunta Moody’s.

CINCO FACTORES DE RIESGO

En concreto, Moody’s indentifica cinco riesgos principales para las aerolíneas europeas ante un Brexit sin acuerdo como la pérdida de derechos de tráfico entre el Reino Unido y el espacio aéreo europeo común, así como con terceros países que tienen acuerdos con la UE incluyendo los Estados Unidos, que se uniría a unas “condiciones macroeconómicas más débiles” para las compañías.

Además apunta a una pérdida de control sobre las condiciones de las licencias de operación y del cumplimiento de los requisitos de seguridad reconocidos internacionalmente en materia de seguridad aérea.

Moody’s confía en que la UE y Reino Unido lleguen a un acuerdo, minimizando el impacto en los perfiles comerciales y las métricas financieras de las aerolíneas europeas, aunque indica que el escenario de un eventual no acuerdo sigue siendo una amenaza para la industria de la aviación a medida que se acerca el plazo del Brexit.

“La probabilidad de que estos riesgos –apunta el informe– ocurran en un escenario de no negociación y su efecto sobre la calidad crediticia diferirán dependiendo de la voluntad política y los incentivos económicos para separar un Brexit no negociado de los acuerdos de aviación, así como planes de contingencia”.

No obstante, indica que incluso en un escenario sin acuerdos, los acuerdos “son imperativos” porque la industria de las aerolíneas carece de una legislación alternativa comparable a las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se aplicaría a otras industrias.

Por EuropaPress